Teresa Segura y David Sainz: “Los españoles somos los catetos de la Unión Europea”

Siendo sinceros, deberían ser los entrevistados quienes hicieran la presentación. Quién, nos preguntamos, que haya arribado a un magazine digital español no conocerá a estas alturas a dos de los próceres del mundo virtual patrio. David Sainz y Teresa Segura son los creadores de la webserie Malviviendo, así como de varias otras, y unos avezados en esto de sobrevivir y triunfar en el universo online. Hayamos hablado de esto o no, sí hemos tratado unos cuantos temas. Pasen y vean.

Hemos visto que tenéis grandes dotes como actores pero, ¿vuestra formación cuál es?

Teresa: Yo realmente no me considero actriz como tal. Me divierto mucho, he hecho teatro toda mi vida, pero no me considero actriz. Yo me considero directora de producción, he estudiado la licenciatura de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Sevilla y después me he especializado en producción y he hecho bastantes cursos, sobre todo de producción. Después un poco de administración y finanzas porque al llevar la administración de la productora quería formarme un poco en ese aspecto. Realmente, mi formación es audiovisual completamente, nada de interpretación.

David: Yo igual. Toda la formación que tengo es de realización, lo que pasa es que cuando empezamos, por un tema casual, tuvimos que ponernos nosotros como actores y le cogimos un poco el gustillo y después de estar condenados a estar tres temporadas haciendo un personaje, a algunos nos picó el gusano y, como dice Tere, lo pasamos muy bien interpretando. Es un trabajo muy bonito porque sobre todo somos actores que no tienen que ir a casting porque trabajamos para nosotros mismos. Con lo cual, la parte chunga de ser actor nos la quitamos de encima. Pero yo mayormente me encargo del guión y la dirección, lo que pasa es que si puedo hacer alguna tontería delante de la cámara la hago porque me divierte.

Teresa: Es la profesión más bonita, porque es la que más divierte, la que más te cuida. Lo que pasa es que al final pues yo realmente solo trabajo como actriz para David, no me veo en manos de otro director.

¿Era algo que no estaba pensado entonces?

David: En un principio Malviviendo no era algo que nosotros quisiéramos convertir en una serie. Queríamos hacer un piloto, ponerlo en el currículum y encontrar trabajo. Por eso no molestamos a actores de verdad y nos pusimos nosotros intentando adaptar el personaje a la hora de escribirlo a la persona para que nos fuese sencillo a la hora de interpretar. Luego, como digo, nos quedamos en eso mucho tiempo.

¿De dónde surge el grupo de actores que tenéis? ¿Cómo fue creciendo?

David: A lo largo de los años, poco a poco. Al empezar a ir bien Malviviendo, los actores comenzaron a mandar currículums, interesados en salir en la serie porque les gustaba el trabajo y sabían que era una oportunidad quizás no económica pero sí a nivel de la repercusión porque sabían que cada capítulo de Malviviendo rondaba el millón de espectadores. A partir de ahí sí que los trabajos que fueron viniendo como Flaman o Entertainment ya los preparamos con un casting. La verdad es que teníamos la suerte de que se presentaran muchos actores y tenemos un gran archivo de actores entre los cuales solemos repetir con aquellos que nos dan confianza. Hemos creado una especia de crew.

El principio de Malviviendo se hizo con 40 euros de presupuesto, ¿ese primer capítulo a qué público iba dirigido y con qué fin? ¿Simplemente el currículum?

David: Empezar a tener algo de experiencia en el currículum. Habíamos empapelado Sevilla y no nos habían llamado de algún sitio y pensábamos que era porque no teníamos más experiencia. Que no era por eso, porque luego lo volvimos a enviar y tampoco nos llamaron. Pero sí es cierto que al principio era eso, un piloto falso para poner en el currículum e intentamos sacarle el máximo provecho pero no por esos 40 euros que sirvieron para ir de localización en localización, sino para sacarle el máximo provecho al equipo que teníamos, tanto técnico como humano, e intentar que no se notase que estaba hecho con 40 euros, al menos aparentar que íbamos más holgados salvando las carencias que teníamos con soluciones como la voz en off o cosas así.

¿En qué os inspirabais para incorporar nuevos personajes a lo largo de las temporadas?

David: Realmente Malviviendo es una serie de personajes que, aparte de los protagonistas, uno de los fuertes que yo creo que tenía era la cantidad de personajes variopintos y pintorescos que tenía. Muchos de ellos los basábamos en la realidad mezclados con exageraciones y la ficción. A la gente le gustaba mucho a la hora de presentar un personaje que tuviera unas características muy concretas. Por ejemplo, en la tercera temporada había llovido mucho sobre Malviviendo y sale un personaje que tiene el síndrome de Touret positivo y eso hace que guste a la gente. Fue un sistema que repetimos a lo largo de la serie porque nos gustaba tanto a mí crear estos personajes como al público verlos y comprobar cómo crecía ese universo.

Teresa: De todas maneras, también es verdad que en la primera temporada no hubo casting pero en las siguientes sí que hicimos un gran casting antes de empezarlas. Primero buscábamos a los personajes que queríamos, había que crear un guión, pero es verdad que al conocer a otros actores y actrices en los castings y de repente a David le gustaba por H o por B, por el físico o por alguna aptitud diferente al resto y lo introducía en plan si no lo meto en este episodio lo meto en el siguiente porque le gustaba. Al igual que nos pasó con Flaman, que hicimos un gran casting y todos los actores eran nuevos en la plantilla y les cogimos tanto cariño que se convirtieron en amigos y entraron en la familia y después queríamos aprovecharlos porque realmente eran buenos. Y yo creo que ciertas personas te gustaban por una razón o por otra e intentabas meterlas ahí con un personaje.

David: De repente, gracias a eso se creaba una trama. En el fondo nos ayudaba a completar la temporada.

La calle se volvía entonces la mejor fuente de inspiración para vuestros personajes.

David: La calle y la vida son las mejores fuentes de inspiración siempre, para cualquier cosa. Eso lo veo claro.

Teresa: Igual que algunos actores y actrices que no son actores o actrices pero tienen arte, algo diferente que conviene que alguien le dé la oportunidad para plasmarlo delante de cámara, como puede ser el Chino que es uno de los mejores amigos de David y es un tío con mucho arte. Pensamos que podríamos, le cuadraba por trabajo venir a Sevilla y…

David: El Chino es Carlos Ligre, que interpreta al Puto.

Teresa: Es que no hay muchos más chinos.

David: Alguna gente se va a pensar que hablamos de alguien de raza oriental.

Teresa: Chino es mundialmente conocido. (Risas)

La serie al principio, con ese presupuesto corto, es un claro ejemplo de que el boca a boca es el mejor método de publicidad entre la gente, que no hace falta que Malviviendo aparezca publicitado, sino que el boca a boca, la gente de barrio hablando de la serie, es lo mejor.

David: El boca a boca y el compartir de las redes sociales porque Malviviendo sale a la misma vez que Facebook. Nos quitábamos de Tuenti, nos metíamos en Facebook y todavía tirábamos de Messenger en aquellos tiempos, pero sí que el boca a boca era tanto físico como digital. La gente se lo pasaba mucho, como pasaba con otras cosas, como el Amo a Laura que sacó MTV en su día. Se convertían en virales sin saber de dónde salían y eso nos pasó a nosotros. Tuvimos la suerte de dar el campanazo con el primer capítulo y con el segundo pero sí fue gracias a eso, a, como tú dices, que la gente en internet demuestra que el distribuidor es el espectador. Si te gusta lo pones en tu muro, lo ven, al amigo que le guste lo pone en su muro y así hasta el infinito. De hecho a día de hoy hay mucha gente que se está enganchando a Malviviendo.

Teresa: También es verdad que yo creo que era un producto diferente, original, con una trama y unos personajes que no se habían visto nunca. Ni en televisión, quizás. Eso a la gente la atrajo mucho y lo compartieron grandes portales como Yonkis o Puta locura, y gracias a esa difusión y también a los medios tradicionales como radio, prensa y televisión, que llamaron mucho a David en los comienzos y le dieron la oportunidad de mostrar su serie en diferentes programas. Quieras o no, ahí captas un espectador que no está acostumbrado a entrar pero sí lo ve en la tele, le capta la atención al ser un producto original y se mete. Yo creo que fue un compendio de cosas y sobre todo el hecho de que guste. Cuando algo te gusta quieres que tus amigos y tus familiares lo vean.

Esa es otra pregunta, otro motivo del éxito de que vuestra serie fuese un bombazo es que nunca nadie ha visto algo así. Es como un documental sobre gente de la calle pero con guión e interpretación.

David: Claro, son historias. Hay una especie de consejo que se da a los guionistas mientras empiezan y es que empiecen escribiendo de algo que controlen, no solo a la hora de producirlo sino a la hora de escribirlo. Todos los que empezamos con la serie veníamos de un barrio no marginal pero sí de clase media-baja donde había una fauna que bueno… yo soy del 83, yo me he escondido detrás de un contenedor para ver a un yonki pincharse, cuando era chico iba sacando jeringuillas por según qué parte de mi barrio y he conocido muchísima fauna que luego está recogida ahí. Y ya no sólo yo, el resto del equipo también tiene experiencias… el yonki buen amigo. Tú lo mismo eres joven pero en todos los barrios solía haber un yonki buena persona enfadado con los chavales. ¿Cómo se llamaba el de Dos Hermanas?

Teresa: Y siempre está el típico aparcacoches. El Chavito, murió ya.

David: Cosas que íbamos cogiendo del barrio que tratábamos como cómicas pero que en el fondo no eran cómicas. La gente de unos barrios que se cruza de acera porque le da miedo pasar al lado de la de otros barrios son gente normal que ríe, que llora, que lo pasa bien, que lo pasa mal, que se puede hacer tu amigo. Entonces, eso sí lo conocíamos nosotros y mucha más gente que de repente se vio reflejada en Malviviendo. Pero hay mucha otra gente que luego no sabe que eso es así. Entonces también les parecía curioso. Escribíamos sobre lo que veíamos para llevarlo más a la comedia, pero básicamente eran cosas que sacábamos de la calle.

Teresa: Yo creo que también es importante que exista un barrio marginal en todas las ciudades y en todos los pueblos, pero no sólo de España sino del mundo entero. Es verdad que vimos países de habla hispana, toda Latinoamérica y tal, donde había gente que se sentía reflejada. Decían que eso pasaba en Sevilla pero también pasaba allí. Esa empatía  con los personajes ayuda a que se cree un vínculo especial y la gente empieza a seguirlo.

Claro, hay un montón de fans de la serie y todos se preguntan por qué no una cuarta temporada.

Teresa: Canna, nuestro patrocinador oficial, nos propuso hacer una cuarta temporada pero cuando se terminó la primera se terminó con un final abierto sin saber si iba a haber una segunda. Finalmente, conseguimos una financiación a través del ICAA que fue un impulso económico para arrancar la segunda temporada. Ahí entró Canna, terminamos la segunda temporada bien y Canna fue quien nos propuso la tercera. Entonces, entre la segunda y la tercera surgió Flaman. La hicimos y después nos propusieron, sobre todo a David, hacer una película dirigida por él. Era una oportunidad maravillosa pero Malviviendo se quedaba  a medio camino con una trama que no estaba cerrada al cien por cien y entonces le teníamos tanto respeto a la serie porque Different se montó gracias a Malviviendo que, entre toda la productora y con el apoyo económico, dijimos de hacer la tercera temporada lo mejor posible dentro de todas nuestras limitaciones tanto técnicas como económicas, pero íbamos a hacerla lo mejor posible de cara a que sea la última para poder dar el paso a la industria y al cine que es lo que siempre hemos querido. Malviviendo es una serie hipercompleja, muy difícil de sacarle toda la rentabilidad por el coste que tiene. Malviviendo en tele seguramente tendría un coste por episodio de 300.000 euros porque son muchos personajes, son muchas localizaciones, son muchos días de rodaje. Cada temporada era invertir un año de nuestras vidas cobrando muy poco y teniendo que dejarse muchísimas horas. Quizás era un producto que ya no pudiéramos hacerlo mejor. Tú no puedes hacer una cuarta temporada y seguir teniendo las mismas limitaciones que la anterior. Debíamos parar en el momento exacto. David siempre dice que las series las tiene que matar el creador, no el espectador. Algunas series que van bien las alargan hasta convertirlas en bodrios. Era el momento exacto para que el espectador se quede con ese buen gusto. De hecho luego surgió Entertaiment como una reformulación para entregar a los suscriptores un producto enteramente diferente pero igualmente trabajado y maduro. Digamos que con la misma esencia, mismos personajes, la productora… hemos trabajado otras historias pero con la misma relación, de ahí que haya ido a parar al mismo canal.

Cada capítulo, decía antes David, ronda el millón de visitas en Youtube y luego aún más visualizaciones, ¿cuál es el lugar más extraño que sepáis donde se haya visto Malviviendo?

David: Malviviendo se ha visto en toda España, también tiene muchos seguidores en Latinoamérica, en Italia ha llegado a emitirse en abierto… pero sin embargo, lo que a mí más me ha llamado la atención es que un día vi toda la primera temporada subtitulada al checo. Sin que nadie nos hubiera dicho nada, quiero decir que nosotros no sabíamos que eso existía. Mirando por Google llegué a un sitio donde estaba la primera temporada entera que se emitía entera subtitulada. Eso fue lo que a mí más me sorprendió.

Teresa: Y después te metes en Google Analytics y ves puntitos por todo el mundo realmente. Lo que pasa es que nosotros damos por hecho siempre que son españoles que viven unos en Corea, otros en Japón, otros en Australia, y entendemos que son españoles o de habla hispana, pero puntitos hay por todos lados aunque los que más nos siguen están en España, después Chile y después México.

Después de tanto tiempo y tantos capítulos interpretando un personaje, ¿al actor se le quedan hábitos del personaje en su vida cotidiana?

David: Como te dije, los personajes están muy basados en la persona, entonces Malviviendo, dentro de lo que cabe, el Negro si me miras soy yo. Quiero decir, yo nunca he tenido que aparcar coches y tal pero hablo igual que él, prácticamente pienso igual que él. Los otros están un poco más separados de la persona que el Negro porque el Negro es el típico personaje racional que hace que la trama avance y con el que el espectador se debería ver reflejado, en el caso de que el espectador no esté loco. El Negro entonces es la única baza racional de la serie pero luego en el fondo todos están muy basados en la persona. Quiero decir, el Zurdo pues en el fondo Antonio es un tío torpe que ha sido muy de barrio. Evidentemente, nunca se ha metido a vender droga ni se… bueno alguna vez se ha liado con alguna tía muy fea pero eso todos lo hemos hecho en una noche mala. Y en el fondo sí, supongo que algo se queda pero porque ya estaba ahí. Realmente después cuando hemos debido interpretar otros personajes más extremos como por ejemplo Tere, el personaje que tiene en Malviviendo no tiene nada que ver con ella y gracias a Dios no se le ha quedado nada de ese personaje. Sí que en el fondo supongo que te llevas un cariño de ese personaje. Creo que ayer o antes de ayer alguien me preguntó que qué había hecho estos años más allá de un único personaje. Yo digo no, en el fondo no, hay gente que no va a ver una cosa mía que no sea Malviviendo y que a mí una persona me llame Negro cuando tenga 50 años no me va a doler. Me siento orgulloso de lo que he hecho, del personaje y además para más inri yo en el barrio era el Negro, así que tampoco me suena demasiado extraño. Así que en el fondo lo que creo que nos llevamos del personaje es eso, el tiempo que hemos vivido con él, que le hemos dado vida, y el cariño que le tenemos pero en el fondo espero que las cosas no me vayan muy mal y acabe como el Negro.

Hemos visto que ya habéis hecho trabajos para televisión como Canal Sur, ¿dónde está vuestro techo?

David: A priori, en la película que vamos a hacer el año que viene, lo que soñábamos cuando empezábamos, lo que pensábamos que nunca podríamos alcanzar y que si llegáramos sería malviviendo y siendo autosuficientes. Sin embargo, hemos llegado con una productora, con La Zanfoña y con las facilidades que pueda tener una película hoy en día. Para mí ese es el techo nuestro. A lo mejor cuando termine de hacer eso me hago otro piso pero a priori ese siempre ha sido el sueño.

Era la siguiente pregunta, ¿qué proyecto tenéis entre manos?

Teresa: Es un largometraje en colaboración con La Zanfoña y la Atípica que son las productoras responsables de La Isla Mínima, Grupo 7, 7 Vírgenes, Juan de los Muertos y demás, y la verdad es que tenemos mucha suerte porque yo por ejemplo voy a trabajar con referentes andaluces de siempre para mí con los que quizás he trabajado en proyectos más pequeños y con los que ahora voy a trabajar más a mano para seguir aprendiendo. Yo creo que lo más importante para nosotros al entrar en la industria es conocer una industria y un mercado que no conocemos y seguir aprendiendo porque todavía nos queda muchísimo por aprender y por mejorar. Yo creo que esa evolución tanto personal como profesional de cada uno es lo más bonito.

A medida que iba viendo la serie, intenté empezar desde la primera temporada hasta la tercera, veía que había una escala de nombres de actores. Por ejemplo, en Felices 30 años el padrastro de Domingo y el hermano son dos actores de peso. Supongo que Malviviendo era una vía de escape tanto para vosotros como para ellos para relanzarse.

David: Tampoco te creas. En ese sentido creo que hemos sido uniformes. Lo que puede pasar es que a lo largo de Malviviendo cada vez los actores eran más actores y menos gente que actuaba. Pero por ejemplo, ya en el segundo episodio de la primera temporada estaba Sebastián Aro y Antonio de Chen entró al final de la primera temporada. Quiero decir a lo largo de ese tiempo, sobre todo Tere que era la encargada de buscar a peña, algún cameo, cuando no llegaban ellos mismos a nosotros siempre fue muy uniforme y creo que en el fondo ninguno de los actores que entraron en Malviviendo necesitaron relanzarse porque lo que necesitaban, si acaso, era aparecer en una plataforma en la que nunca habían aparecido para un público que a lo mejor no los conocía pero sí que es verdad que ellos en Malviviendo siempre han estado trabajando y a buen nivel. Entonces lo que tuvimos nosotros fue la suerte de poder contar con ellos y sobre todo por una razón muy buena que era que a ellos les gustaba la serie y querían participar.

Ya hemos estado hablando de Entertainment, después de Malviviendo, pero supongo que el fin que le dais a las dos son diferentes, supongo.

Teresa: Claro, Malviviendo terminó con un cierre de cinco años más tarde, se cerraba definitivamente, verdad que luego hicimos un documental sobre la serie y sacamos un taco de DVDs con material extra para colofón final, Espasa llamó a David y le propuso escribir una novela. A David se le ocurrió que es verdad que había dejado abierta parte de la trama que se contó en la novela y ahí volvía un final definitivo, la novela se cierra cuando tienen todos 40 años, algo que en la serie no había pasado. Entertainment surge por la posibilidad de que estábamos en el desarrollo de una película pero va a pasar un año y medio, dos años hasta que empecemos a grabar. Es mucho tiempo, entonces vamos a hacer un producto rentable que no nos quite muchísimo tiempo, que no nos suponga una inversión económica muy grande y para ello tenemos esta oficina, actores en los que confiamos al cien por cien y a nosotros mismos. Entonces aprovechar el canal de Malviviendo, hacer un productor relacionado pero diferente y con todos esos factores surgió Entertainment. David creó la serie e incluso se buscó dos coguionistas más porque quería tener esa experiencia de trabajar con más gente en el departamento de guión y fue una experiencia muy buena.

David: Yo creo que lo mejor que tiene Entertainment en el fondo es el guión, a nivel de interpretación también y creo que gracias a los seis años de Malviviendo ya teníamos todos bastantes tablas cuando grabábamos y de hecho para mí de las interpretaciones más naturales que hemos tenido han sido las de Entertainment, pero lo que más trabajamos durante más tiempo con otros dos guionistas que la verdad que fue una experiencia buena escribir con ellos porque podía contrastar por primera vez cada paso que hacía en el guión y el proceso más largo que tuvo Entertainment fue la escritura de guión. Teniendo un buen guión y gente que controla a su personaje, obviamente nosotros nos interpretábamos a nosotros mismos, tampoco teníamos mucho misterio para interpretarlo.  Creo que al final salió un producto muy bueno y además fuimos arreando con promos igual de trabajadas que los capítulos y que, en el fondo, nos gustaría salir adelante con ello y si no se pudiera se ha quedado bastante redondo. Quiero decir, podría ser una temporada muy completa, muy única y muy soterrada perfectamente de la que también me siento bastante orgulloso.

De los actores que han colaborado con vosotros en las diferentes series, ¿cuáles han sido los más consagrados?

Teresa: Quizás Antonio de Chen que es un referente para nosotros a nivel interpretativo y un placer que llamase a David él mismo y que dijera “me encanta Malviviendo, cuenta conmigo”. Contar con un actor de ese calibre al que David buscó un personaje. Y después hemos tenido muchos cameos como Jorge Cadaval de Los Morancos. Hemos tenido también a Tito MC, después a gente tan grande como Josh Radnor que se grabó a sí mismo desde Estados Unidos. Tengo que decir que todo el mundo lo ha hecho de manera desinteresada y totalmente colaborativos. Ningún actor de Malviviendo ha cobrado jamás.

David: (intercediendo) Juan y Medio.

Teresa: Juan y Medio, Antonio Velázquez de En tierra de lobos, Mario Díaz que es amigo, el Zatu… son actores, cantantes y artistas en general que les gustaba la serie y querían colaborar. Ninguno ha cobrado y la verdad que todo lo contrario. Por su parte han aportado las mejores condiciones, les encanta. Para un artista de otro departamento digamos yo creo que es una experiencia salir en una serie y aparte siempre hay buen rollo.

David: Para los actores y para nosotros estaba claro, para ser productivo al nivel que trabajábamos nos entendemos muy bien entre nosotros y trabajamos muy rápido. Entonces la gente que venía del cine como puede ser Santiago Aro se sorprendían siempre de la velocidad con la que trabajábamos y les parecía muy cómodo porque claro en cualquier otro sitio para preparar un plano pueden tardar tres cuartos de hora. Nosotros ya teníamos un rodaje hecho y prácticamente tardábamos diez minutos en prepararlo todo y en otros diez ya estaba hecho, y con eso dejábamos impresionado a más de uno. Siempre nos lo decían que qué rápidos éramos y qué fácil todo.

Teresa: Eso es verdad, para que te hagas una idea un día de rodaje, de un corto o de un largo, si a ti te dan 30 planos, nosotros no había día que no hiciésemos menos de 200. Entonces, ese ritmo y es química de ser siempre un equipo técnico sí que es verdad que aceleraba mucho las cosas y se quedaban sorprendidos. Siempre decían “¿pero ya, ya hemos terminado? Otro día si quieres volvemos que hemos estado muy a gusto”. Se reían mucho porque era un equipo bien pequeñito y siempre se desprendía buen rollo. No hemos tenido ningún problema con nadie.

Claro, ante algo tan fácil y ameno nadie ponía pegas de nada.

Teresa: Claro, es como pedir que alguien te lleve en coche a algún lado, eso te lo puede decir también un actor que no sea consagrado de nuestra misma plantilla: “Oye mira no tengo cómo ir, pues sí te puedo llevar yo o alguien cerca que te recoja”, pero nunca nadie ha puesto ninguna pega. Todo lo contrario, en ese sentido para mí la producción, contrastándola con otros proyectos que he tenido antes y después ha sido mucho más fácil Malviviendo. Es que la gente lo ponía todo por delante: la búsqueda de localizaciones, que si necesitabas algún traje concreto o algo de atrezzo difícil de encontrar… la gente te lo presta sólo por ver su nombre en los créditos. Es maravilloso ver cómo tanta gente nos quería hacer favores, simplemente por el hecho de que nosotros les habíamos hecho reír de manera gratuita.

Aparte de Malviviendo, de Entertainment, también David tiene un canal en Youtube en el que hacéis los dos sketches cortitos, ¿os han dicho alguna vez que sois los nuevos Penélope y Javier Bardem?

(Risas)

Teresa: No.

David: La verdad es que es un mecanismo de distracción para mí, yo necesito hacer cosas todo el rato y siempre que necesito descansar la mente y no pensar en lo que tengo que pensar y en el guión que tengo que escribir, lo que me pasa es que se me ocurren otras cuatro cosas que no tienen nada que ver.  Entonces claro, Tere más que colaborar me sufre y me ayuda. Entonces yo siempre la cojo para las cosas y a ella yo sé que le gusta pero hay días y días evidentemente. Es una cosa muy mía simplemente para sacar cosas, para esos momentos en los que necesito expresar o hacer cualquier cosa nueva para renderizar la cabeza un poco. Pero ella vive conmigo y la tengo muy cerca.

Teresa: ¿Tú sabes la suerte de que tu mayor deseo, lo que más te apasiona, lo que más disfrutas y lo que estarías haciendo 24 horas es también tu profesión? Eso es maravilloso y eso le pasa a David. ¿Qué pasa? El trabajo que le impone su productora de publi, de promos, de videoclips, de lo que nos salga del trabajo, él está disponible continuamente para lo que para mí supondría un trabajo. Es con lo que más disfruta. No hay nada con lo que disfrute más que grabando y creando es su vía de escape a nivel individual. Ahí él va tirando de mí pero de amigos también. Se viene no sé quién a casa para rodar un videoclip juntos o alguien que viva cerca por cualquier cosa y quieras que no en verdad también tiene bastante visitas y la gente se ofrece porque todo lo que haga David al final resulta divertido porque siempre es cómico y es original. Yo creo que todo el mundo se ofrece y es más, a lo mejor lleva 5 ó 6 vídeos y no ha llamado a algún amigo actor o actriz va y le llama y le pregunta “¿no me vas a llamar para tus vídeos, tío?”. Para la sección de peta que estaba grabando o un mismo vine, ¿sabes? Y me hace mucha gracia, y me lo contagia, pero realmente el creativo es David.

El canal lo descubrí hace relativamente poco y se veía siempre superfeliz y alegre, me gustan mucho las Canciones en el Salón y hace poco fui cantando una balada por ahí y la verdad que gustó bastante. Si tuvierais que hacer una película con alguien, ¿qué es lo que os gustaría?

Teresa: Yo a nivel de producción me gustaría rodearme de equipo, tú hablas quizás más de casting.

No, una película de un género con X actor.

Teresa: Las películas que más me llenan son los dramas, a David no le gustan tanto los dramones como a mí…

David: Por dramas se refiere a cosas de “mi hija se ha perdido”, pero yo la verdad que tengo la suerte de contar con uno de mis actores favoritos que es Antonio de Chen, que antes de conocerlo siempre ha sido de mis favoritos, pero si ya te refieres a una cosa en plan del planeta y puedo pillar actores de cualquier nacionalidad hay muchos también que me gustan. Me gusta mucho Steve Buscemi, por ejemplo. Pero de repente también veo series que son cómicas pero que también me hacen pensar. Por ejemplo, siempre lo pienso de Wolowitz de The Big Bang Theory. Pienso que ese tío está desaprovechado, que da para mucho más. Hay muchos actores y actrices que me encantan, pero claro es como si me preguntaran “¿cuál es tu película favorita?”, pues es imposible que te lo diga. Tengo cientos de películas favoritas, no puedo decantarme por una. Igual me pasa con los actores. Me gustaría trabajar con tantos actores que centrarme en uno ahora mismo sería injusto por mi parte.

Teresa: Yo tampoco tengo actores o actrices con los que tenga especialmente ganas de trabajar. Quiero trabajar con muchos. Vas viendo proyectos y yo soy muy de cine español y vas viendo muchas películas españolas y dices “ostras, qué papelón hace tal. Ojalá David pudiera tener la oportunidad de…”.

David: Yo tengo más actores favoritos no españoles que españoles, lo tengo que decir. Para mí hay mayor nivel interpretativo en Estados Unidos que en España. Aquí hay muy bueno pero hay muchos actores trabajando ahora mismo en la tele y en el cine de España que son malos, y no te digo mierda porque esto es una entrevista seria pero eso en Estados Unidos puede pasar alguna vez pero no se arriesgan tanto a cargarse un producto por un actor como se arriesgan en España como ha pasado el mismo año pasado. No voy a mentar al actor pero no es en singular, es en plural. Para mí hay por lo menos 20 actores que trabajan todos los días en España y que para mí un chico que nunca ha hecho nada de interpretación como el Chino llega y lo hace mejor.  Lo digo porque no es profesional.

Teresa: Hay actores que lo mismo han trabajado muchísimo y que no son muy buenos y que no hemos conocido y no hemos tenido la suerte y lo mismo tienen que compatibilizarlos con trabajos de camarero o…

David: Que algunos no son ni guapos. Y piensas “¿de quién será sobrino este chaval?”.

Teresa: Ese es el enchufismo que hay en España por la cercanía, yo veo mucho más cercano trabajar con actores y actrices a los que admiro pero…

David: Pero cuando él habla de lo ideal también me voy a donde quieras.

Teresa: Yo siempre he sido fan de Christina Ricci. En todas las películas en las que salía ella quería ser su personaje. Se puede entender con un referente.

David: Lo mismo con la anorexia será más barata.

(Risas)

Ya está la siguiente respuesta porque la pregunta que iba a haceros era vuestra opinión del nivel actoral español. Tú has dicho que admiras a muchos.

David: No te equivoques, he dado mi opinión sobre algunos actores del cine español.

Sí sí, yo hablo globalmente.

David: El cine español está viviendo un renacimiento, una generación nueva. No estoy diciendo que la anterior no me gustara nada, había cosas que me han gustado y evidentemente siempre he tenido directores que me han gustado como puede ser Álex de la Iglesia, que siempre que ha sacado una película yo he ido a verla. Me ha gustado más, me ha gustado menos… da igual, pero siempre he ido a verlas. Y con otro director parecido, como puede ser Jaume Balagueró o alguien así. Me causan seguridad, me gustan las cosas que hacen y quiero ir a verlos. Aun así, ahora mismo está saliendo una nueva generación, otra ola de directores que de repente están haciendo las cosas muy bien como puede ser Sánchez Arévalo. Y creo que la generación que viene después puede seguir mejorando el terreno. Nosotros estamos acostumbrados a ver un contenido por internet, series… cosas que no están en primera división del país y vemos que son cosas buenas. Tenemos mucha fe en eso, en lo que viene. Y aun así no pienso que estemos en una época oscura como pudieron ser a nivel cinematográfico principios de los 2000 o los 90. Había sus cosas pero fue la época en la que la gente comenzó a hablar mal del cine español. Creo que ahora mismo la gente sigue hablando mal del cine español pero creo que es ya por inercia. Ha oído a su padre hablar mal del cine español, pero creo que en España se están haciendo muy buenas cosas, y sólo hay que ver la cantidad de remakes que se hacen en Estados Unidos sobre ideas que surgen en España y la cantidad de cine que ahora mismo se exporta. Y eso es en parte por internet y a la tecnología, cómo se ha abierto la industria a gente nueva por ejemplo que ya no esté todo centralizado en Madrid, sino que de repente Andalucía el año pasado se cargase todos los proyectos a pesar de que todos los técnicos sean catalanes, las películas con Goya del año pasado… todo eso da esperanza en general al tío que nunca ha estado ahí, que dice “las subvenciones son para esta gente y que le den al resto”. Se está abriendo más el abanico y eso hacía falta en el cine español.

Una serie como la vuestra o vuestra obra x en general son trabajos divertidos, que gustan a la gente, ¿os lo dicen mucho?

Teresa: Sí, Malviviendo, Entertainment, el canal de Sainzdeces también, los vine que hacemos son para reírnos nosotros y si se ríen con ellos pues mejor.

David: También tenemos cosas con un humor bastante negro, entendemos que no todo el mundo es de ese humor. Ya no te hablo de Hora 67 que crujió muchos estómagos, te hablo de cosas que hay por ejemplos en Sainzdeces que tienen un humor muy negro. Por ejemplo, un vídeo que saqué hace poco que se llama El timing es oro, en el que salgo con la guitarra y el que me está grabando es idiota y al final lo mato. Y al final canto una canción sobre una chica que ha muerto en la carretera totalmente cercenada, pues es un humor muy negro. Estoy sonriendo cantando eso y hay gente que en los comentarios dicen que es muy bueno y otros que dicen que me he pasado pero bueno es el humor que a mí me hace gracia. Intentamos hacer siempre lo que más apetece en ese momento, tenemos la suerte de poder hacerlo.

Teresa: Y es lo bonito de internet. No te pone trabas y todo el mundo puede consumirlo cuando quiera y como quiera o no consumirlo. Yo creo que esa es la herramienta que ha cambiado todo el cine, ya no sólo español sino a nivel mundial. El hecho de que hay nuevos creadores que no tienen que pasar por ciertos pasos para que se vea algo suyo. Estamos en la etapa internet con reproductores gratuitos en la que los creadores pueden incluir sus proyectos y si destacan en internet pues hay gente que se puede fijar ellos y que se les dé la oportunidad.

David: Tiene razón Tere. A lo mejor hemos perdido grandes directores y grandes artistas porque a lo mejor a alguien no le interesó que esa persona llegase alto, como a lo mejor a una farmacéutica no le interesa que se sepa que hay una vacuna contra el sida. De la misma forma imagino que habría un tío que a otro no le interesaría que saliese a la luz porque fuese muy reivindicativo y prefiriese entonces a su sobrino.

Habéis estado hablando de una nueva ola del cine español, ¿os incluís en ella?

David: Nos gustaría…

Teresa: Por supuesto, sobre todo por David que yo soy directora de producción…

David: Es muy humilde. Tere y el resto el equipo llegan conmigo.

Teresa: Yo de él no lo dudo. David tiene una creatividad y un talento que yo no he visto en otra gente. Llevo diez años en el mundo de la producción, tengo la suerte de trabajar con él pero yo creo que es uno de los talentos a explotar en el cine español igual que hay muchísimos más. Es verdad que quizás lo malo de este tipo de cine que tenemos, o lo bonito, es que no se sabe qué puede triunfar o qué no. Ya te hablo a nivel taquilla, a nivel de recaudación. Entonces no hay ninguna fórmula creada que diga “esto es fracaso y esto es triunfo”. Es verdad que hay películas en España que de repente lo petan en taquilla haciendo 3 millones de euros sin que nadie se lo esperara y luego otras películas que son extremadamente buenas no llegan a 150.000 espectadores.  Por lo tanto al final se ha pegado un batacazo esa productora y le va a costar el doble volver a invertir para hacer otra película. Entonces es verdad que en España no estamos acostumbrados a pagar ni a incentivar. El Estado debe apoyar el cine español que es uno de los hándicaps que tenemos. Si el propio Estado no valora tu cine, el de nuestro país, y le pone trabas como la subida del IVA y el hecho de que no se fomente y no se publicite más nuestro cine y nos mete mucho más americano que español… lógicamente hay que incentivar que la gente vaya y pague en taquilla y apoye nuestro cine para que nosotros podamos seguir creando y mejorando, que salgan nuevas caras.

David: Sí que es verdad que desde la parte política se apoye a la parte cultural del país porque hemos tenido ministros importantes que han dicho en público que el cine español es una mierda. Teniendo eso en cuenta y que el presidente del gobierno no sabe hablar bien español es curioso, estamos un poco aislados y la peña luego dice “qué bien subvencionan a los del cine” y yo subvenciones… no. Viven de subvenciones los que pueden, luego hay otra muchísima gente que sueña con tener una subvención simplemente para poder hacer una película con las limitaciones con las que se encuentran cada día. Hay mucha gente que no las tiene y hace películas sacándolas adelante como puede y se busca las papas. Y en España por desgracia estamos muy acostumbrados a buscarnos las papas.

Teresa: De todas maneras hay muchísimos sectores en España, de servicios incluso,  que viven de la subvenciones, lo que pasa es que eso ni se comenta ni se habla. Sólo se va a lo cultural y a la televisión que es lo que se dice en España y al final criticamos lo que consume la gente. A mí me hace gracia, todo el mundo dice que Telecinco es mierda pero luego la audiencia…  Hay algo que ahí se contradice y no funciona. Es verdad que por ejemplo yo me alegro que se esté invirtiendo mucho en la televisión española, de un año a otro se ha notado una mejora increíble de inversión, de buenas ideas, buenos guionistas, buenos realizadores y de buenos actores y actrices y eso me parece un acierto porque habrá cosas que gusten y otras que no pero lo primero que hay que hacer es invertir para que surjan nuevas caras y nuevos proyectos para ir viendo la criba de qué funciona y qué no. Tenemos muchos creadores buenos, actores, técnicos… todo lo tenemos muy bueno en España. Pero sin embargo nosotros mismos somos los que nos infravaloramos. En Francia, en Inglaterra no te puedes imaginar lo que el Estado apoya a la cultura y al cine de su país, incluso la televisión, todo lo que engloba lo cultural.

David: En España vamos un poco muy atrasados que el resto en Europa, somos los hermanos catetos de la Unión Europea. Espero que, aun con lentitud y siendo los últimos y los más retrasados, lleguemos en algún momento.

Con todo lo que habéis aprendido, si pudieseis volver al principio, ¿seguiríais los mismos pasos de crecimiento?

David: Evidentemente, cometeríamos menos errores de los que hemos cometido porque empezamos sin saber nada. Después de salir de estudiar uno se cree que se va a comer el mundo y puede hacer una peli con helicópteros y no. El chaval o la chavala que salga de Audiovisual y que se crea que ya puede trabajar al mismo nivel de gente que lleva aunque sea un año trabajando, en una profesión que se aprende con la práctica y con los errores… Pero sí me ha gustado mucho nuestra progresión porque ha sido muy lenta, muy paso a paso, sin una zancada que nos haya hecho tropezar y tal, y aunque otros seguramente a mitad de camino se sienten desesperados y hundidos porque hemos tardado siete años. Para mí ha sido muy poco teniendo en cuenta que hay gente intentando toda la vida llegar a donde hemos llegado en este tiempo, con lo cual yo creo que si volviera a empezar evidentemente no cometería los mismos errores y no lo haría igual, pero creo que no me gustaría hacerme. La manera en la que me ha pasado ha sido la manera más bonita que podría haberme pasado.

Comenzamos nuestro test. Una ciudad.

Teresa: Sevilla, mi Sevilla.

David: Yo Las Palmas de Gran Canaria.

Una película.

Teresa: La vida es bella, forever.

David: Pulp Fiction.

Un actor.

David: Antonio de Chen.

Teresa: Ricardo Darín, aunque diría Josh Radnor por buenagentismo.

Una comida y bebida favorita.

Teresa: Arroz negro con alioli y bebida Appletiser.

David: Picadillo de mi madre y cerveza.

Un amuleto.

David: Un trébol de cuatro hojas que llevo en la cartera.

Teresa: Yo tenía una estampita de la Virgen que llevaba en la cartera porque me la regaló una señora en el autobús, hace como quince años, y la llevaba. Aunque ahora quizás el anillo este que tengo manía de llevarlo siempre, mi alianza.

Una manía.

Teresa: Puf, yo tengo un montón. Me como las uñas, odio que la gente o huela mal o coma con la boca abierta, no lo soporto, me pone muy nerviosa.

David: Yo tengo una manía, bueno más que una manía es un retraso, es que las puertas que no dicen “tirar” o “empujar” intento no cagarla yo. Y luego soy un poco Pastora Soler, es decir, tengo miedo escénico, sobre un escenario siempre y cuando estoy haciendo una cosa que no controle al cien por cien como hablar de algo que he hecho. Si es algo que sale de mi territorio soy Pastora Soler.

Un libro.

Teresa: A mí me gusta mucho la trilogía de En Llamas, me gusta bastante, pero yo iba a decir otro que es de Pepe ColubiCalifornia 83, que me reí muchísimo.

David: Yo el libro que más veces he leído es el de Relatos.

Una canción favorita.

Teresa: Todas las de Alejandro Sanz, las amo. Y últimamente me gusta mucho Ed Sheeran, lo escucho mucho porque ahora está muy de moda pero el tío tiene una voz muy bonita.

David: Cualquiera de los Beattles, los Creedence o de Ennio Morricone.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

J.A. Merat

J.A. Merat

1998. Compagino el amor a escribir con mi lucha para sacar el bachillerato. Desde Sevilla, con amor. Una noticia mal contada es un asalto a mano armada.

Mis artículos

Sígueme en:
Twitter

Deja un comentario