Investigadores reorganizan la teoría de la evolución

Después de los nuevos hallazgos en Atapuerca, los arqueólogos han propuesto una nueva teoría evolutiva que acaba de publicarse en la revista Proceeding, de la Academia Nacional de Ciencias Norteamericana (PNAS), la cual consta de cuatro etapas diferentes y que modifica todo lo que se ha enseñado hasta ahora sobre la evolución humana.

Atapuerca es la excavación con mayor número de esqueletos humanos hallados en todo el mundo datados de hace 430.000 años, hasta la fecha se han recuperado unos 28 individuos de diferentes sexos y edades. Es por eso por lo que el equipo de investigación dirigido por Juan Luis Arsuaga ha decidido elaborar una especie de manual de la evolución del cuerpo humano, mostrando desde la anatomía del cuerpo hasta la funcionalidad de los seres humanos, pasando por cada paso evolutivo.

sima-huesos--644x362 (abc.es)
Excavación en la Sima de los Huesos. Fuente: www.abc.es

Hasta la fecha contábamos con la famosa línea evolutiva del hombre publicada por Charles Darwin en 1871 que, aunque ha sido modificada por investigadores, la base de la teoría siempre ha sido la misma. Con esta nueva investigación, los investigadores han dividido la evolución en cuatro pasos distintos: los ardipitecos, los australopitecos, los humanos arcaicos y los humanos modernos.

Los ardipitecos eran una especie arborícola (que vivían en los árboles), aunque ocasionalmente eran bípedos; la segunda fase, los australopitecos, eran ya bípedos, aunque continuaban teniendo la capacidad de vivir en los árboles. La tercera fase, la de los humanos arcaicos (en el que pertenecen especies como Homo erectus o los humanos de la Sima de los Huesos) con cuerpos robustos, anchos, más altos que sus antepasados y exclusivamente bípedos, y finalmente los humanos modernos, de tipo alto, estrecho y con un esqueleto grácil y esbelto.

cuatro-etapas-de-la-evolucion-humana_409927(es.blastingnews.com)
Propuesta de las cuatro etapas de la evolución humana. Fuente: es.blastingnews.com

Los investigadores han clasificado a los neandertales en la tercera fase de esas categorías, aunque no todas sus características surgieron al mismo tiempo. En cuanto a los fósiles hallados en la Sima de los Huesos tienen rasgos diferentes a los neandertales: la estatura de los homínidos es de 163’6 cm, mientras que la de los neandertales eran 3 cm menores. Otra característica es que los homínidos poseían una masa corporal menor que la del neandertal y menor masa cerebral, algo que los investigadores relacionan directamente con la inteligencia.

Gracias a los hallazgos de los diferentes registros fósiles de Atapuerca, los investigadores han podido continuar las líneas de evolución del género homo basándose en la forma del esqueleto postcraneal en el transcurso del último millón de años, justo antes de la aparición de los humanos modernos, hasta la fecha solamente se basaban en las dos primeras fases y la última.

En definitiva, las categorías propuestas por Arsuaga y su equipo serán de gran utilidad a la hora de categorizar algún homo, teniendo en cuenta sus características físicas postcraneales, que también aportarán mucha más información sobre por qué los rasgos humanos son así y no de otra manera, y posiblemente ayuden a siguientes investigaciones sobre la evolución del hombre.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Estefanía Adamuz

Estefanía Adamuz

Arqueóloga prehistoriadora, antropóloga física y forense y futura tanatopráctica, amante de la historia, los libros y la naturaleza.

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebookGoogle Plus

Deja un comentario