Barcelona nit d’estiu. Romanticismo al natural

Hoy volvemos a centrarnos en el cine catalán En la actualidad en Catalunya disponemos de un puñado de directores jóvenes y talentosos con una proyección espectacular en el ámbito tanto nacional como internacional. Recuerdo el artículo sobre Todos queremos lo mejor para ella (2013) de Mar Coll donde ya citaba su gran potencial o la ya más veterana y por todos conocidos Isabel Coixet que dejó ver su última obra, Nadie quiere la noche (2015) en el Festival de Berlín de este año. En esta ocasión la vista está puesta en Dani de la Orden, director de cine licenciado en ESCAC de apenas 25 años que triunfó en los premios Gaudí en 2014 con su ópera prima, Barcelona una nit d’estiu (2013). La obra sin ir más lejos le valió la nominación a mejor película y mejor montaje y el galardón como mejor banda sonora en los citados premios, reconocimientos que vista la película son claramente merecidos.

Barcelona nit d’estiu nos cuenta la historia o las historias románticas de 6 personas. Todas ellas tienen en común una cosa, un cometa que está previsto que pase cercano a la Tierra de madrugada. Un poco al estilo Coherence (2013), aunque solo sea el cometa y alguna reunión de amigos las similitudes con ella.

Hay varias cosas interesantes en la obra de hoy, empezando por su presentación. La película nos trae en sus inicios, antes de empezar la trama, una pequeña presentación del director donde expone las motivaciones y los problemas que tuvo para rodar la obra. Una presentación muy sencilla tipo viñetas que lo único que consigue es aproximarse al espectador. Una vez terminada la presentación inicias el visionado de la obra de buen humor, con una sensación agradable y de proximidad que luego se reafirma en la obra. Un aperitivo perfecto, original y efectivo de lo que estamos a punto de ver.

Dulce realismo bajo un montaje brillante

Fuente: http://lacinematkdejoemarlango.com/2013/09/09/barcelona-nit-destiu-barcelona-noche-de-verano/
Fuente: http://lacinematkdejoemarlango.com/2013/09/09/barcelona-nit-destiu-barcelona-noche-de-verano/

El argumento gira alrededor de 6 historias de amor entrelazadas y montadas perfectamente. Uno de los grandes méritos de la obra es ese, su montaje. Parece una tontería o algo que se da por supuesto en el cine, pero la verdad es que montar en una película 6 historias diferentes de la forma que lo hace Dani de la Orden es complicado y maravilloso a la vez. No será ni muy vistoso ni muy espectacular, pero permite que todas las historias fluyan perfectamente con el conjunto.

Todas las historias tienen una estructura similar o desprenden una sensación similar a pesar de no terminar igual. La obra empieza respirando realismo, naturalidad de una forma muy complicada de conseguir. Los personajes no són perfectos, tienen sus problemas, sus miedos y sus complicaciones. Esto hace que estemos viendo en esta primera parte de la obra la vida tal como es, sin magnificar ni idolatrar a nadie. El mérito de plasmar esto es claramente del guión, pero también del reparto, el cual hace un trabajo impresionante en este aspecto. Una vez plasmadas las historias con esa naturalidad innata que parece tener la película estas se endulzan. Lo que empiezan a ser historias que podrían ser cotidianas entre amigos o parejas van subiendo de azúcar progresivamente hasta su conclusión. No todas las historias terminan de la misma forma, pero sin duda estamos hablando de seis historias de amor.

El extenso reparto de la obra es muy conocido dentro de la pequeña pantalla catalana y nacional. Destacar el trabajo de Francesc Colomer Estruch, joven actor catalán conocido por su trabajo en Pa negre (2010) en el papel de Guillem y la joven Miriam Planas como Sara. Alex Monner i Zubizarreta conocido por la serie Polseres vermelles (2010-2013) como Jordi o Mar del Hoyo como Roser, actualmente trabajando en otra serie de éxito del panorama catalán como Merlí (2015-actualidad).

Del gran elenco de actores que protagonizan la obra, del cual soy consciente que me dejó muchos y muy conocidos, destacar un par de nombres, Bárbara Santa Cruz y Alba Ribas. La primera es una actriz madrileña con experiencia en la pequeña y gran pantalla a nivel nacional con papeles en El Príncipe (2014-actualidad) o Vive cantando (2013-2014) y en Los amantes pasajeros (2013) y 3 bodas de más (2013), entre otros. Su trabajo como Laura en Barcelona nit d’estiu es realmente formidable. Su papel desprende la esencia de naturalidad de la película encarnando lo que podría ser una situación ordinaria de cualquier pareja joven en la actualidad. A pesar de que todos los personajes van en esa línea su trabajo sobresale ligeramente por transmitir a la perfección el realismo que pretende el conjunto.

El otro nombre que quería comentar es el de Alba Ribas. En esta ocasión no por un gran trabajo interpretativo, dado que su papel en la obra es el de una guiri objeto de deseo entre dos amigos, un papel con muy poca exigencia. La joven actriz protagonizó una de las propuestas españolas en el Festival de Sitges de 2015 la cual hemos tenido en el cine hasta hace bien poco. Ver a la actriz protagonista de El cadáver de Anna Fritz (2015) otra vez en la gran pantalla es agradable, básicamente para poder seguir la carrera cinematográfica de las jóvenes promesas del panorama español, a pesar de ser un personaje más o menos de relleno en esta ocasión.

Por último destacar la banda sonora. Dani de la Orden en la pequeña presentación previa a la obra mencionó que la obra del músico Joan Dausà fue fuente de inspiración. La canción Jo mai mai (2012) se establece como la inspiración y al mismo tiempo como banda sonora de la obra. Sería injusto decir que la canción o la música fluye perfectamente con la película, más bien Dani del Orden consigue plasmar en la película el sentimiento de la obra del músico catalán.

Pocos lastres puedo comentar en esta obra, aunque voy a resaltar uno en concreto. Tratar una película con la naturalidad como bandera es algo muy peligroso para el ritmo de la película. Como norma general este tipo de obras son lentas e incluso pesadas en algunos momentos. Dani del Orden supera ese obstáculo con el brillante montaje y la gran interpretación del reparto, pero no puede evitar que en algunos tramos la obra pierda ligeramente interés y con ello pierda ritmo. La crítica es muy sutil, la película en su conjunto no es lenta ni se hace lenta y mucho menos estamos hablando de un ritmo irregular.

En resumen estamos ante la ópera prima del joven director catalán. Un trabajo impecable a nivel argumental y de montaje que le valieron diversas nominaciones a los premios Gaudí entre los cuales el de mejor película y el premio al mejor montaje. Un trabajo exquisito de un abundante reparto y en esta ocasión un film acorde a una banda sonora complementan una buena película. El estreno de este viernes será Barcelona nit d’hivern (2015), la segunda parte de la obra de Dani de la Orden.

Valoración de la obra: 7/10

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Ramón Ruestes Faire

Ramón Ruestes Faire

Crítico de cine y series. Torres de Segre, Lleida, Catalunya, España

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

COMENTARIOS

Deja un comentario