Ed Sheeran o cómo ganarse mi corazón

Si tuviese que escribir una canción sobre mi relación con Ed Sheeran probablemente sería algo así como Algo contigo de Calamaro. Llevo enamorada de este ser celestial desde hace unos buenos años y ya no quiero una vida sin su voz llena de alma y sus letras con corazón y mucho sass. Si es que no hay más que verle. Y para muestra, un botón:

Ed Sheeran nació el 17 de febrero de 1991 en Reino Unido y su música es una mezcla de pop rock, folk, hip hop, rap, grime e indie que parece que no casa pero os sorprenderíais. Su primer disco se llama + (plus) y sacó el verano pasado X (multiply), su disco más exitoso hasta el momento, pero antes de eso sacó varios EP que son de escucha casi obligatoria: Ed Sheeran, Want Some?, You Need Me, Loose Change, Song I Wrote With Amy, Nº 5 Collaborations project (proyecto muy interesante donde cada canción es una colaboración con un rapero diferente), One take EP y Thank you EP,  aunque esos dos últimos fueron tras +. Salió de casa con 16 años para irse a Londres a intentar ser alguien, ha dormido media vida en sofás de amigos, tras los conciertos le pagaban en alcohol y estaba enamorado hasta las trancas de la inspiración de todas sus canciones hasta el disco que salió hace dos años: la omnipresente Alice. El que yo creo que fue el amor de su vida y sobre la que se sabe poco más que nada.

Eddie tiene una de estas cosas que le faltan en el mundo musical actual y se llama humildad. Él sabe de dónde viene, sabe a dónde va y sabe de qué van las cosas. Es joven, pero tiene callo y los pies en el suelo y sobre todo es honesto, 9 años después sigue teniendo la misma esencia de buen chico con algo que le arde en el pecho. Le gusta lo que hace y le gusta mucho, no hay más que verlo tocar con sus incansables compañeros, sus guitarras y su loop pedal que le da ese toque mágico a la hora de dar un concierto. Que esa es otra, con sus 23 añitos mantuvo al Madison Square Garden en silencio y controló a una masa de adolescentes y no tan adolescentes enloquecidas porque así es como se las gasta nuestro amiguito.

Este buen hombre no solo canta, además ha escrito varias canciones para y con otros cantantes a la altura de One Direction (a los que les dio la preciosísima Little Things, cosa que no entenderé jamás) y que llegó a lo más alto de las listas en varios países. Sobra decir que recomiendo fuertemente y con pasión seguir la estela de Ed Sheeran si no os queréis perder a uno de los grandes. Podéis empezar con su película Jumpers for Goalposts.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Marisa Lobo

Marisa Lobo

Marisa Lobo Rioja es una navarra exiliada en Manchester. Estudia Lenguas Modernas, cultura y comunicación, es directora de RAD Ocio y secretaria de señores barbudos. Profesa un amor profundo por los idiomas, concretamente el inglés, Heidegger, La vida es sueño y los gatitos.

Mis artículos

Sígueme en:
Twitter

Deja un comentario