Volviendo a los orígenes de la alta costura

Luces, brochas, cámaras preparadas y… ¡acción! La semana de la alta costura ha deslumbrado, ha sorprendido y nos ha hecho soñar con paisajes de escándalo. Quizás una de las ediciones con más referencias a lo terrenal y a la belleza de la naturaleza. Esta, seguramente, haya sido una de las pocas veces que el sonido de los pájaros, el aire puro y la tranquilidad de una explanada completamente vacía hayan inspirado a algunos de los diseñadores allí presentes. De hecho, una ola de conciencia ecológica ha inundado los desfiles haciéndonos recordar la gran coincidencia de esta ideología con la premisa principal de la histórica alta costura. Y es que, ¿qué es el Haute Couture, como lo llaman los franceses, sino una exaltación del diseño más primario, del taller y el buen hacer de las prendas? Esto además mezclado con un parche étnico que ha sido el eje principal de la Fashion Week y que nos ha llevado a lugares recónditos.

La Grecia antigua tomó forma en el maravilloso desfile de Valentino teñida de colores y estampados paisley y decorada con coronas en forma de serpiente. La pasarela estaba repleta de flores y los vestidos, protagonistas absolutos de la colección, parecían sacados de un cuento. Incluso a través de la pantalla pudimos respirar esa oda a la belleza racial ideada por Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli, directores creativos de la firma.

Valentino
Fuente: www.vogue.es

Karl volvió a hacerlo, ¡se superó! Esta vez, fiel a la premisa de crear moda basándose en la naturaleza, pero siempre con el sello de la maison Chanel. Inconfundible. La estética japonesa como hilo principal de la colección actualizó, de una forma cuidada y con un toque clásico, la línea habitual del Kaiser en estos últimos años. Las sandalias con plataforma de corcho, próximo objeto de deseo de todas las amantes de la moda, fueron toda una innovación en la casa y las mini fundas para el smartphone, todo un must para complementar los fabulosos looks de Chanel. El escenario, un auténtico derroche de paz. En definitiva, una auténtica casa de madera con un camino a su entrada de palés y hierba que hacían las veces de pasarela.

Chanel
Fuente: www.vogue.es

Como colofón a esta inspiradora semana, Elie Saab fue el momento más novedoso del evento. Volvieron a aparecer los fantásticos vestidos de alfombra roja, pero esta vez envueltos en un aura más joven y fácil de llevar y creados bajo una estética inspirada en los días del Raj. Esta vez nos trasladamos a la India. El color por excelencia fue el champán que se interrumpió contadas veces con vestidos en azul klein o estampados mezclando estos dos tonos. Pero ni la paleta de colores, ni las telas o encajes fueron las piezas importantes de este desfile, sino las botas metalizadas que calzaban la mayoría de las modelos y que complementaban a la perfección cada vestido. Una auténtica novedad que, en términos de modernidad, dibujaba una nueva era para Elie Saab.

Elie Saab
Fuente: www.vogue.es

Quizás este evento sea eso, un viaje, un sueño o el recuerdo de épocas pasadas, siempre todo ello pasado por un filtro de belleza. Quizás, a más inri, haya llegado a este mundo para protagonizar los momentos más idílicos de la moda. En ese caso, ¿no son la artesanía y la naturaleza las claves necesarias para crear eso que llaman el santo grial del fashion system?

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Clara Alegría

Clara Alegría

Como dijo el diseñador Giorgio Armani, "La moda es la mejor herramienta para ayudarnos a soñar". ¿Os apetece introduciros en este mundo? Mi nombre es Clara, vengo de Tudela y soy una joven periodista de moda. Conoce mi blog: "Entre Bastidores" http://claraalegria.blogspot.com.es/

Mis artículos - Web

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario