22 años del robo de El Grito de Edvard Munch

Tal día como ayer, un 12 de febrero de 1994 robaban el cuadro El grito, que se encontraba en la Galería Nacional de Oslo y del que existen cuatro versiones realizadas por su autor Edvard Munch.

El Grito, Edvard Munch. 1893. Témpera y paste sobre cartón 91×73,5 cm. Fuente: www.nasjonalmuseet.no

Fue uno de los robos más rápidos y famosos de la historia, bastaron sólo 50 segundos para llevarlo a cabo. Necesitaron tan poco tiempo porque el grupo de ladrones encabeado por el famoso ladrón Pål Enger aprovechó la falta de seguridad que la galería tenía en ese momento por causa de la inauguración de los Juegos Olímpicos de invierno en Lillehammer. Incluso los ladrones se permitieron burlarse de ello mediante una nota que dejaron y decía “Muchas gracias por la falta de vigilancia”.

Utilizando una escalera de madera puesta en el exterior del edificio, el ladrón encapuchado accedió a través de una ventana, cortó el cable que sujetaba el cuadro, lo descolgó, salió por la escalera y huyó con su colaborador.

Todo esto ocurrió a las 6 y media de la madrugada y fue descubierto una media hora más tarde cuando una pareja de policías que paseaba por los alrededores descubrió la escalera apoyada y una ventana rota.

Pocos meses más tarde los ladrones intentaron lucrarse de su acción solicitando un millón de dólares a cambio de la devolución de la obra, pero el gobierno noruego se negó y el cuadro fue recuperado en mayo tras una operación policial. A pesar de ser detenido en aquel entonces, no es hasta 2008 cuando Enger se confiesa y admite habe sido el autor de dicho robo, el cual planeó durante 4 años, declara también que escondió el cuadro en los tablones de la mesa del comedor de su familia y que «no fue el dinero lo que me movió a hacerlo, sino el reto y el juego».

Knut Berg, director de la Galería Nacional de Oslo con el cuadro tras su recuperación. Fuente: www.abc.es

Pero esta versión de El grito de Munch no fue la única que sufrió un robo. En 2004 el cuadro expuesto en el Museo Munch de Oslo fue robado, en esta ocasión a plena luz del día, con el museo lleno de gente cuando tres encapuchados con pistola en mano asaltan el museo y se llevan una versión de mayor tamaño del famoso cuadro, además de otro del mismo autor titulado Madonna (también el autor pintó cinco versiones de este cuadro, todas ellas pintadas al óleo sobre lienzo). Esta vez fueron recuperados dos años más tarde, en 2006, y aparecieron ligeramente dañados (realmente menos de lo que se esperaba, pues ya se creía que habían sido quemados) por lo que hasta 2008 no se mostraron al público de nuevo tras ser restaurados.

Madonna, Edvard Munch. 1894–1895. 91×70.5 cm. Fuente: wikimedia.org

El grito es una de las pinturas más representativas del arte moderno, su creador Edvard Munch (1863-1944) fue un pintor y grabador noruego perteneciente al expresionismo. Las versiones de este cuadro están ubicadas en los lugares en los que fueron robadas, en la Galería Nacional de Noruega y en el Museo Munch (en este último se encuentran dos versiones) y la otra versión pertenece a un coleccionista particular. Además, en 1985 realizó también una litografía.

Versiones del cuadro. Fuente: marisolroman.com

Litografía de El grito. Fuente: unostreintaytantos.blogspot.com

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Andrea Rodríguez López

Andrea Rodríguez López

Amante del arte, especialmente del dibujo y pintura. Graduada en Bellas Artes, convirtiendo mi pasión en mi profesión.

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario