Mozart in the Jungle

indexTítuloMozart in the Jungle

Director: Roman Coppola, Jason Schwartzman

Reparto: Gael García Bernal, Lola Kirke, Malcom McDowell, Saffron Burrows

Año: 2014

País: EE.UU

Para todos lo melómanos del mundo, cualquier esfuerzo de la industria de intentar acercar a “todos los públicos” la música clásica es siempre una buena noticia. Cuando Blair Tindall en 2005 publicó su libro Mozart in the Jungle: Sex, Drugs and Classical Music, no hizo más que encender la mecha. En él, ella narra sus experiencias como oboísta a lo largo de su carrera musical, retratando el desconocido mundo de los músicos y adentrándose en sus secretos. Como bien denota el título de su obra, la narración se centró en hacer un retrato del alocado mundo del backstage clásico, donde predominan las drogas, los excesos, la competitividad y los favores sexuales entre otros. Sus testimonios, junto con el tono irónico y agrio de la obra, nos retratan un universo musical que la “exprimió seca de cualquier posible espontaneidad”.

Sin embargo, fue una fruta dulce para los lectores y la crítica que, por cierto, encumbró a la obra como “una de las 6 mejores narraciones musicales de la historia”.

Lola_Kirke_Mozart_in_the_Jungle
Haley en su audición de acceso a la Sinfónica. Fuente: ochoquincemag.com

Y como cabía esperar, la novela se tornó en serie televisiva, estrenándose hace cosa de 2 años y recibiendo un cálido recibimiento.

En la serie, el universo musical no es tan agrio como el de Tindall, aunque sí se deja entrever muchos de los problemas a los que se enfrentan los músicos a diario. En esta adaptación de la obra,  la figura protagonista es Haley, una oboísta talentosa que, deseosa de abrirse un hueco dentro de la Orquesta Sinfónica de Nueva York, acaba ganándose un puesto como asistenta del nuevo y carismático director de orquesta Rodrigo -personaje inspirado en el director venezolano Gustavo Dudamel– quien es traído en sustitución del veterano director (Malcom McDowell) en un intento de “rejuvenecer” el espíritu de la orquesta.

A lo largo de la serie, y a diferencia del libro, se profundiza en las historias individuales de cada uno de los componentes de la orquesta, siempre circulando alrededor de las piedras angulares que son Rodrigo y Haley. En estas historias nos encontramos con músicos que se acuestan con directores, músicos que toman drogas, se hunden entre sí y se frustran casi a diario ante la constante presión de ejercer una profesión con poco reconocimiento general, una profesión poco agradecida.

De alguna forma, la historia a lo largo de las dos temporadas que lleva la serie se ha sabido resolver muy bien. La simpleza del guión se complementa fuertemente con una banda sonora musical bastante potente que es capaz de acercar al espectador a la música clásica de una manera amena y desapercibida. Por primera vez, Mussorsky, Dvórak, Beethoven, Mozart y decenas de compositores más se unen para aportarle un “colchón” armónico y musical a una trama que realmente no se distancia tanto de la que se puede encontrar en cualquier otra serie.

APG_-30.arw
Rodrigo y su antecesor. Fuente: lamarginalpr.com

Porque, realmente, yo creo que esta es la razón por la cual tanto libro como serie han obtenido el tan esperado éxito: la música. Si nos paramos a pensarlo, tanto el libro como la serie retratan situaciones que nos son cotidianas, ya que la competitividad y el drama personal son temas que están siempre candentes. Sin embargo, el imponer la música clásica como elemento diferenciador ha sido capaz de marcar una fuerte línea entre lo estándar y lo brillante.

En el caso de la serie, si bien no ha seguido fielmente la obra, ha tenido la gran capacidad de saber ensamblar y mimetizar a la música clásica en la vida cotidiana, haciéndola más cercana y palpable al público no tan aficionado a este estilo y, solo por eso, considero que le hace justicia a la obra.

1ab7cdea-8618-11e4-_823037jBlair Tindall nació en 1960 en un pueblo de Carolina del Norte. Aunque empezó sus estudios musicales con el piano, pasó al oboe en el instituto, dando así inicio a una carrera musical que duraría 23 años y en la que tocaría con orquestas de renombre tales como la Sinfónica de Nueva York y la Orquesta de Cámara de Orfeo. Además cuenta con grados en Periodismo y Negocios. Actualmente escribe para varios periódicos y revistas sobre diversos temas sociales y medioambientales. Su única obra publicada ha sido Mozart in the Jungle. Sex, Drugs and Classical Music.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Valentina Lorenzo

Valentina Lorenzo

Estudiante universitaria y música a tiempo parcial. Entusiasta y coleccionista de lo absurdo.

Mis artículos

Deja un comentario