Iglesias y Errejón acuden a un consejero matrimonial de pago

Desde hace tiempo se viene comentando que las divisiones internas en Podemos son más que evidente puesto que tanto el señor Iglesias como su segundo de abordo Íñigo Errejón han rebajado su participación en las redes sociales.

El causante de esta ruptura puede ser hecho de que el principal dirigente de Podemos pusiera, literalmente, de patitas en la calle al señor Sergio Pascual. Echando todas las cosas de su despacho al contenedor de la esquina más cercano. Según algunas fuentes presentes durante el proceso, Pablo Iglesias se tomó su tiempo pues “se dedicó a separar el papel del plástico”.

El ex-secretario de organización, también conocido como El Sergio, no tardó ni un solo instante en mandarle un mensaje de texto mediante Telegram a su amigo y compañero del alma, Íñigo Errejón. Tras una conversación extensa que demostraba la incredulidad del joven diputado, el señor Pascual le mandó un vídeo de los hechos el cual, gracias al gran tamaño del icono de “compartir” de la aplicación de Telegram, no tardó en hacerse viral.

Esto derivó en una situación tensa en la que, a la llegada a la sede de Podemos del mandatario principal, diera un portazo que desenroscó varias bombillas del edificio a la pobre puerta del despacho de Errejón. La discusión, según comenta un electricista que llamaron para la ocasión, se podía escuchar a varias calles de distancia. Perro y gatos corrían despavoridos por doquier, los bebés lloraban y alguna señora de avanzada edad bajó el volumen de su audífono.

“Nadie se atrevía a entrar por miedo a otro despido” nos comentaba Carolina Bescansa a la salida la sede principal. “Se decían cosas muy feas y pensábamos que se avecinaba el fin del partido. De hecho, el señor Alegre sigue ordenando de nuevo su despacho que había recogido horas antes.” Con estas breves declaraciones nos podíamos hacer una idea de cómo iba a acabar esta situación. Así que nuestro equipo estuvo esperando hasta la salida de uno de los dos implicados.

A las pocas horas, tanto el señor Errejón como el señor Iglesias salieron en el mismo vehículo de las dependencias generales de Podemos al estilo Word Rally Championship. Y ante tal celeridad, en la que ninguna cámara tuvo la oportunidad de conseguir imagen alguna, nos dispusimos a montar un dispositivo de seguimiento al coche en cuestión. Y tras varios kilómetros llegamos al número cuarenta y tres de una conocida calle del barrio madrileño de Salamanca.

Según pudimos deducir, parece ser que los dos individuos se habían dirigido a la segunda planta del inmueble para visitar a un carísimo asesor matrimonial que puso todos sus medios, previo pago, para que pudiésemos contemplar a la salida de los dos dirigentes de Podemos, cómo se miraban embelesados mientras ponían rumbo al parque de El Retiro. Y es que, como decía aquél, el dinero lo arregla todo.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Pedro Guzmán Montero

Este abulense de los años 80 fue criado en Granada al amparo de un sol de justicia que cambió su vida para acabar afincado entre los páramos verdes y azules de las costas de ferrolterra. Escritor amateur que busca, con un lenguaje coloquial, el entendimiento del concepto y la asimilación de la idea principal. "Cierro los ojos, tecleo y hablo contigo"

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario