#ThrowbackThursday: El mundo de Beakman

Hoy me gustaría hablar de El mundo de Beakman (1992-1997). La traducción me queda un poco forzada dado que vi el programa en catalán bajo el nombre de El món d’en Beakman. Además de en la televisión pública catalana, en España se pudo disfrutar de ella básicamente en televisiones autonómicas como Telemadrid, Canal 9, Canal Sur, TVG, ETB y Cuatro en 2006. El mundo de Beakman era un programa educativo de los años 90 creado por Jok R. Church, capitaneado por Paul Zaloom y enfocado únicamente al público infantil o para adolescentes curiosos.

En la actualidad, todo el mundo conoce a Flipy y el trabajo que desempeñó en El hormiguero (2006-actualidad) de Antena 3. El mundo de Beakman era un programa similar en el contenido, aunque para un espectador más joven. En los apenas veinte minutos que duraba el programa, los locos experimentos de Beakman hacían ver a los más pequeños de la casa lo maravillosa que puede ser la ciencia, sin dejar de lado el humor de sus colaboradores ni la vertiente educativa más elemental.

Lester y el resto de peculiares personajes

Fuente: https://www.pinterest.com/pin/378020962447505790/
Fuente: https://www.pinterest.com/pin/378020962447505790/

De todos los colaboradores del excéntrico científico, el más común era un hombre disfrazado de rata llamado Lester interpretado por Mark Ritts. Lester encarnaba al espectador en muchos aspectos como un personaje incrédulo y objeto de las enseñanzas educativas del querido científico. Si Lester encarnaba al espectador como objeto de las enseñanzas del programa, los pingüinos Don y Herb ejercían literalmente de espectadores desde el Polo Sur. Sus apariciones eran un fijo del programa, tanto al principio como al final. La voz original de Don y Herb iba a cargo de Bert Berdis y Alan Barzman. Josie, Liza y Phoebe, interpretadas por Alanna Ubach, Eliza Schneider y Senta Moses, fueron las ayudantes del científico en las diferentes temporadas del programa. Las apariciones de la madre de Beakman interpretada por Jean Stapleon completan el peculiar reparto de personajes del programa.

Además de la fascinación por la ciencia que transmitía a sus pequeños espectadores, siempre había consejos para el día a día o experimentos apropiados para realizar en el hogar familiar. Sin ir más lejos, tengo grabado en mi memoria algún que otro consejo de Beakman para combatir la aparición de granos o espinillas, la necesidad (con explicación incluida) de lavarse las manos o lo que da de sí una botella de plástico vacío, sin dejar de lado la creación y la posterior explicación de volcanes en erupción o el juego que siempre da el cambio de estado de sólido, líquido y gaseoso de algún material. No podemos olvidar tampoco la frase con la que concluía sus experimentos, un ¡Bada bing, bada bang, bada bum! que orquestaba como si de un truco de magia se tratara.

El programa tuvo una gran repercusión a nivel mundial, siendo incluso objeto de cantidad de premios. De origen estadounidense, la serie se pudo ver además de España en países como Chile, Argentina, Paraguay, Brasil o Ecuador, entre muchos otros. El mundo de Beakman sin duda fue uno de los programas educativos de los años 90 tanto a nivel global como a nivel personal.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Ramón Ruestes Faire

Ramón Ruestes Faire

Crítico de cine y series. Torres de Segre, Lleida, Catalunya, España

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario