Escribir para no olvidar, las palabras que cambiaron el mundo

Las revoluciones sociales son fascinantes, y las manifestaciones culturales que las acompañan todavía lo son más. Si nos paramos a pensarlo detenidamente, es realmente a través del arte que podemos entender de verdad a la historia y a las personas que la conforman, por lo que es un elemento importante a tener en cuenta a la hora de analizar cualquier época histórica, ya que el arte es puro, y sale de la esencia de cada individuo.

AlbertoKorda-Miliciana-1962
Fuente: www.rebekahjacobgallery.com

La Revolución Cubana no es una excepción. Independientemente de las ideologías políticas de cada particular o de las opiniones que se puedan tener al respecto, es innegable que Cuba durante todo ese periodo de “maduración” y “desarrollo revolucionario” ha explotado y desarrollado de una manera interesantísima todas aquellas manifestaciones artísticas. Siempre en pos de la “Revolución”. Por ello, y aprovechando la cercanía del Día del Libro, haremos un pequeño análisis de las manifestaciones artísticas antes, durante y después de la Revolución Cubana.

“…Oculto en mi pecho bravo
La pena que me lo hiere:
El hijo de un pueblo esclavo
Vive por él, calla y muere….”

Yo soy un hombre sincero, José Martí

Cuando Fidel Castro, tras su intento fallido de golpe de Estado en el Cuartel  de la Moncada se posicionó delante del Tribunal para defender su inocencia, hizo innumerables alusiones a José Martí, a quien consideró “el autor intelectual del 26 de julio”. No es difícil deducir el por qué, José Martí es un poeta destacado por su lucha independentista contra el Estado Español, promulgando la libertad del pueblo cubano y persiguiendo la identidad propia del mismo, ideología con la que el Fidel Castro más joven se sintió enormemente identificado.

“…pero yo puedo darme con los dos puños en el pecho

feliz de esta revolución que me da dientes

images
Fuente: www.taringa.net

aunque de todo soy culpable

de todas esas muertes soy culpable

(…)

Pero lo que importa es la Revolución

lo demás son palabras

del trasfondo

de este poema que entrego al mundo

lo demás son mis argumentos…”

La islaRolando Escardo

Y es entonces cuando empieza la Revolución de verdad. Rolando Escardo nació en Cuba en 1925. Poeta revolucionario, se vio obligado al exilio tras ser apresado por sus ideologías políticas, para más tarde volver a su país natal en el 59 como teniente del Ejército Rebelde. Fidel ya llegó al poder.

“Que no se quede nadie sin aprender…

La cultura es la verdad

que es el pueblo debe saber

para más nunca perder

su amor a la Libertad”

El son de la alfabetizaciónCarlos Puebla

Una vez llegó Fidel, se implantaron numerosas políticas sociales, entre ellas la Reforma Educativa en la que destacan las campañas de alfabetización en las que participaron intelectuales tales como Carilda Oliver Labra. La primera etapa postrevolucionaria, que abarcaría la década de los años 60, se conoce como una etapa intensa y llena de cambio. En 1960 se produjo el embargo americano, en 1961 se produjo el intento invasivo en la Bahía de los Cochinos y en 1962 la Crisis de los Misiles. Dentro del ámbito cultural, se fundaron la Editorial Nacional y el Ballet Nacional de Cuba  y la Escuela Nacional de Arte entre otras instituciones. En 1965 el Che se iría hacia Bolivia para morir dos años después en una emboscada americana, algunos diciendo que fue fruto de la escasa ayuda que Castro le propició.

“…Tu amor revolucionario

índice
Fuente: www.campus.ort.edu.ar

te conduce a nueva empresa,

donde esperan la firmeza

de tu brazo libertario…”

Hasta siempre Comandante Che GuevaraCarlos Puebla

“…por eso pienso que mi historia desde antes
esta transformación privada y poca cosa
en verdad empezó en la noticia portátil
nada segura de aquel añito nuevo
hace ya veinte eneros poco más que un instante
cuando Fidel se elevó como un árbol
como una flecha nueva o un misil
un cañón antiaéreo un exorcismo
o una simple cometa roja y negra…”

Veinte años antesMario Benedetti

Se producen entonces, con la llegada de la década de los 70, el Primer Congreso Nacional de Educación y Cultura, el Congreso Cultural de la Habana y el Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba. En este momento es cuando Cuba se abre más al exterior, pues numerosos son los escritores de renombre tales como Julio Cortázar o Mario Benedetti que, invitados para participar en estos congresos internacionales, descubren en Cuba un ejemplo a seguir en una Sudamérica castigada por la dictadura. Asimismo, la ideología cubana empieza a tomar su forma y a tornarse hacia la izquierda. Un ejemplo de ello es la mayor presencia de la cultura socialista y comunista en las instituciones públicas: en los colegios se empieza a leer a Marx, Lenin y a Stalin y las relaciones con la URSS ya están profundamente asentadas, viéndose esto reflejado en la entrada de Cuba en el COMECON (Consejo de Ayuda Mutua Económica). En la Constitución de la República Cubana se escribe en 1975: “El Estado  vela por la conservación del patrimonio cultural y la riqueza artística e histórica de la nación, protege los monumentos nacionales y los lugares notables por su belleza natural o reconocido valor artístico o histórico”. Destáquese también  la célebre frase de  Fidel Castro “con la Revolución todo, contra la Revolución nada”.

ncnp
Fuente: www.nuevaondacuba.com

“…Hace poco me dijeron,
Que un cheque, recibiría
Que venía del extranjero,

(…)
Y aparecieron los planes
Compremos los materiales
Para arreglar nuestra casa

Respondí, pa que te apuras
Por que lo que yo más quiero
El poder llamar al doctor
Que la salud cuesta dinero…”

El chequeLos VanVan

La situación empieza a ponerse cruda en la isla. El altercado de la embajada de Perú desembocó en el Éxodo de Mariel. Este acontecimiento, en el que 125 000 cubanos salieron de su tierra, es un claro ejemplo de la situación en declive de Cuba, donde ni la economía ni la política se posicionaban como elementos de orgullo nacional, sobre todo tras los problemas internos de la URSS. En 1989 se produce la purga del MINIT y el “Caso 1” donde se produce el fusilamiento televisado del General Ochoa en circunstancias todavía inconclusas. Cuba ahora mismo es un hervidero de incertidumbre y en todas las casas la carne rusa enlatada se convierte en un símbolo de precariedad.

“…Háblame de las leyes, de la Constitución

Háblame de por qué nunca apareció aquel avión

Háblame de corrupción institucional

y dime por qué en este país que yo no puedo estar

porque no puedo pensar como lo haces tú

Y dirigir mi vida como no vas a hacer tú…”

HáblameAldeanos

Y llegan los años 90. La URSS se disuelve y  Cuba pierde de golpe el 85% de todo su comercio. La hija bastarda de Fidel, Alina Fernández, se exilia de la isla y escribe un libro auobiográfico titulado Alina: la hija rebelde de Fidel Castro en el que abarca una dura crítica general a su padre y a su país. En el ámbito económico, la crisis que se produce es monumental y, con una deuda de 24 millones de dólares a la URSS; comienza el Periodo Especial. En este momento, la vida en la isla se hace cada vez más difícil, y como consecuencia se toman medidas económicas consistentes en la apertura del país y de la economía, tanto en el trabajo por cuenta propia como en la creación de los mercados de productos industriales entre otros. De esta manera se consiguió paliar suavemente la recesión económica, además de conseguirse una expansión  de  las representaciones comerciales extranjera y el desarrollo del trabajo por cuenta propia y la expansión del autoempleo como modalidades de empleo.

Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón.

Cuando salí de CubaCelia Cruz

Sin embargo el descontento creció, y esto se vio reflejado en los éxodos poblacionales. El primero de la década de los 90 fue de 32.362 cubanos. Sin embargo, en el 98 se produjo un sorteo de 20.000 visas para viajar a EEUU de carácter anual en el que se inscribieron 541.000 cubanos. Actualmente viven en Miami un total de 2.013.155 cubanoamericanos.

En conclusión, cabe destacar que el estudio de la historia cubana no es más que un desesperante amasijo informativo, donde todas las opiniones caben y se tienen en cuenta. Por ello, me reafirmo en mi tesis inicial. Ante la duda, analicen el arte y la música, pues para entender a la sociedad no hace falta más que entrar en las manifestaciones más puras de la misma: la cultura.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Valentina Lorenzo

Valentina Lorenzo

Estudiante universitaria y música a tiempo parcial. Entusiasta y coleccionista de lo absurdo.

Mis artículos

COMENTARIOS

Deja un comentario