#ThrowbackThursday: Shin Chan

Culito culitoooo, culito culitoooo… Aunque seguro os habréis dado cuenta, hoy el #ThrowbackThursday es para Shin Chan o Crayon Shin-Chan.

Esta serie manga y serie de humor negro fue creada por Yoshito Usui. Ganador del premio a dibujantes debutantes de Manga Action en 1985, se hizo famoso a nivel internacional con Crayon Shin-Chan. Tiempo después sacaron la serie y varias películas que le dieron cierto renombre. Lamentablemente, en septiembre de 2009 desapareció después de ir a hacer senderismo, y tras ser encontrado días después sacaron su cuerpo, tras haber caído 120 metros. En salones de manga y anime se le han hecho diversos homenajes debido al legado que nos dejó con su gran creación, Shin Chan, y otras menos conocidas como pueden ser Mix Connection o Unbalance Zone.

Fuente: en.wikipedia.org
Yoshito Usui. Fuente: en.wikipedia.org

La obra fue publicada desde enero de 1990 hasta febrero de 2010. La serie trata el día a día de un pequeño y revoltoso niño, Shinnosuke Nohara, vive en Kasukabe con sus padres Hiroshi Nohara y Misae Nohara, su hermana pequeña Himawari Nohara y su perro Nevado. Este niño sin pudor desconcierta a los mayores con sus tonterías y atrevimientos, como pueden ser sus bailes o su gran interés por las mujeres. Este comportamiento es completamente opuesto al que encontramos en Japón debido a sus estrictas conductas sociales. Su madre va a intentar corregirlo a base de capones, azotes y palizas pero no da mucho resultado. Además nos deja conversaciones bastante graciosas como pueden ser:

“-Shin Chan: Uoh, ¡Qué saleroso!

-Misae: Querrás decir qué generoso.

-Shin Chan: Sí, también se dice así.”

“-Misae: Shinnosuke, te he dicho que me despertaras a la media hora, ¿Por qué no lo has hecho?

-Shin Chan: Es que estabas tan bonita durmiendo que daba lástima.

-Misae: Ah, vaya, pero qué cosas dices.

-Shin Chan: Si siempre durmieras… heheeee”

O simplemente frases que nos marcan como “¡Trompa, mira qué trompa!” o “uohh, uohh” (seguramente al leerlas se os haya venido a la cabeza la voz de Shin Chan diciéndolas).

Entre los amigos de Shin Chan encontramos a Tooru Kazama, bastante listo, presumido y prepotente. Le gusta acaparar toda la atención y liderar el grupo. Masao Sato es bastante tímido y manipulable, a pesar de llorar con facilidad y ser un miedica tiene un gran corazón. Nené Sakurada, dulce en apariencia pero tiránica y caciquil al jugar a papás y mamás. Además, al igual que su madre, cuando se enfada golpea conejos de peluche. Boo-chan es un niño reservado y de pinta despistada, su mayor característica es que lleva siempre un moco colgando con el que puede hacer acrobacias, y colecciona piedras. Sí, piedras. Y… está bastante orgulloso de ellas.

Debido al tipo de dibujo, con líneas simples, la mayoría de gente piensa que son dibujos para niños, pero en Japón está dirigida a un público a partir de 13 años. Esta serie retrata de forma caricaturesca la sociedad japonesa y parodia muchos personajes de esta, así como otras series y grandes iconos como Doraemon, Detective Conan o Sailor Moon.

En mi opinión, esta no es realmente una serie para niños, aunque aquí la categoricen para más de 7 años. Desde un punto de vista educativo no es buena que digamos, y al principio no da buenas impresiones debido a sus trazos y mala educación. Pero con el tiempo comienzas a verle su encanto y te encariñas en cierto sentido. Su gran vileza es que tiene la franqueza de Mafalda (diciendo lo que piensa in rodeos), el vocabulario de South Park, es de malcriado como Bart Simpson y manipula como casi todo niño de 5 años. Estando en infantil, sus formas y temáticas a la hora de hablar parecen más de un pervertido treintañero. Quitando que no sea para niños, la recomiendo al 100% porque con ella pueden partirse la caja de la risa que nos provoca este pequeño. Y recuerden miriendar bien.

Fuente: dailymotion.com
Fuente: dailymotion.com

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Juan José Zamora

Juan José Zamora

Músico y estudiante de Filología Hispánica en salamanca. Beethoven se quedó sordo cuando Chuck Norris le dio una patada giratoria en el oído por no componer una sinfonía de heavy metal.

Mis artículos

Sígueme en:
Twitter

Deja un comentario