Documentación extrema V | De sesión continua

En realidad, la entrada de Documentación extrema de esta semana no es demasiado extrema. De hecho, es más bien flojilla, aunque eso no la hace menos divertida e instructiva. Pero no ha comportado búsquedas farragosísimas en webs actualizadas por última vez en 2006 escritas en un nivel de alemán muy superior al que yo tengo, así que puede decirse que se trata de documentación light.

Y, sin embargo, no he podido resistirme a escribir esta entrada, porque ya te hablé de cómo documentarte leyendo novelas y hoy quiero dar un pasito más. Sí: lo has adivinado. Voy a hablar de películas.

¿Puedes documentarte viendo películas?

La respuesta es sí. Aunque con matices. Te he hablado ya de la documentación pasiva y de lo interesante que puede ser empaparte de conocimientos que te pueden ser útiles a la hora de escribir mientras tu mente se distrae. Vamos, lo que viene siendo aprender jugando, pero aplicado a la documentación y la escritura. Y también te he hablado de que tienes que tener en cuenta que la documentación pasiva no es sustituta de la documentación tradicional: es algo complementario, pero no confíes en una sola fuente y mucho menos si se trata de ficción. Contrasta toda la información que obtengas, siempre.

Dicho esto, voy a hacerte una relación de todas las películas que he visto (a lo largo de cerca de un año, no vayas a creer que me he dado un atracón ni nada parecido) relacionadas de alguna manera con mi historia ambientada en la(s) Alemania(s) de la Guerra Fría. No soy crítica de cine ni mucho menos, así que me voy a limitar a hacer una brevísima reseña de cada una (con una dosis bastante alta de subjetividad).

Unos últimos apuntes antes de empezar: todos los títulos los he puesto en versión original, la lista no sigue ningún orden especial y al lado del año de estreno de cada película he puesto una breve puntuación (muy personal) de uno a cinco.

A Foreign Affair (1948) ***

Documentación extrema (5) | De sesión continua

Esta es la más antigua cronológicamente de la lista. En español se llama Berlín Occidente, aunque el título original significa algo así como Un asunto extranjero/Una aventura (amorosa) extranjera. Es una película muy inocente y, sobre todo, cómica. Nada de melodramas, aunque el marco ya es de por sí bastante dramático. Grabada en las ruinas del Berlín de postguerra, cuando todavía nadie imaginaba lo que se le venía encima al mundo, es un buen ejemplo de una película que he visto no porque la historia o el género me llamaran especialmente la atención (aunque no le hago ascos a Marlene Dietrich), sino porque se trata de una película que quería reflejar en clave de humor una realidad contemporánea: no les hizo falta construir decorados ni contratar a expertos que dieran el visto bueno al vestuario de época. Las imágenes de las ruinas de Berlín son reales, así como la escasez de medias y el descontrol del mercado negro en aquellos momentos.

Bridge of Spies (2015) *****

Documentación extrema (5) | De sesión continua

Esta película es una de mis favoritas de la lista. No solo por lo bien hecha que está, por el guión ingenioso y las actuaciones sobresalientes de Tom Hanks y Mark Rylance, sino por lo que significó para mí ir a ver esta película al cine con toda mi familia (cosa además extremadamente extraña porque a cada uno nos gusta un tipo de película): el verano pasado fuimos de vacaciones a Berlín e hicimos una pequeña excursión a Potsdam ¡y pasamos por el puente Glienicke! La guía que llevábamos nos dijo que lo llamaban en efecto El Puente de los Espías, pero que en ese punto solo se llegó a realizar un intercambio de espías entre los dos bloques de la Guerra Fría. En cualquier caso, nos hizo una ilusión terrible verlo en la gran pantalla y poder decir eso de «¡Nosotros hemos estado ahí!».

The Man Who Came in From the Cold (1965) ****

Documentación extrema (5) | De sesión continua

Basada en el libro El espía que surgió del frío, se estrenó un par de años después de que se publicara la novela. Por supuesto, me la vi en cuanto me terminé el libro: este me gustó más, en parte porque ya sabía cómo iba toda la trama de espionaje y quiénes eran los malos (aunque parte del encanto de las novelas de John Le Carré es que no sabes realmente quién te está engañando para hacerte creer que es el malo hasta que no lo terminas). Y aun así, hacia el final la tensión me alcanzó de tal modo que no podía parar quieta en el asiento (y eso que sabía cómo iba a terminar). Altamente recomendables, tanto la película como el libro.

Boxhagenerplatz (2010) ****

Documentación extrema (5) | De sesión continua

Esta película me pareció adorable. Como un cuento, dulce y sin llamar demasiado la atención. Me gustó especialmente por las escenas de la vida cotidiana de la familia: las comidas y las cenas y los paseos por las calles de Berlín. De hecho, debo admitir que había escenas enteras de las que no me enteraba de mucho (la vi en alemán y eso también influye, claro), porque me quedaba embobada estudiando los cuadros de las paredes e intentando adivinar qué ingredientes llevaría el estofado que habían servido a la mesa. Buena película para pasar el rato (aunque tiene un poco de drama, eso sí).

Torn Curtain (1966) ***

Documentación extrema (5) | De sesión continuaEsta, Cortina rasgada en español, es la primera que vi de la lista: es probablemente la más famosa de todas y la que con seguridad han repetido más veces en la tele. De hecho, la he visto varias veces, y estoy segura de que tú también, o de que si no, al menos, hayas oído hablar de ella. O, por lo menos, de Paul Newman y Julie Andrews. No voy a decir que sea mi favorita, pero por supuesto me sirve para entender el ambiente tenso de la época (¿y hay algo más tenso que una película de Hitchcock?): hay una escena de una pseudo-persecución en un autobús que siempre me da escalofríos… ¡Y el personaje de la bailarina! Ese plano de sus ojos maquillados mirando fijamente a la cámara… me pone los pelos de punta. Además, tiene ese aire típico de película de los sesenta, con los colores muy saturados y la música como un personaje más.

Barbara (2012) **

Documentación extrema (5) | De sesión continua

Esta es una de las que menos me gustó, creo que porque la historia no consiguió llenarme del todo. El planteamiento, el de una doctora enviada a trabajar al campo como castigo por haber solicitado un permiso de viaje al extranjero, prometía bastante, pero en mi opinión a este tipo de historia le habría pegado más acción y más paranoia. Se me hizo demasiado lenta, aunque he de admitir que la fotografía era preciosa.

Good Bye, Lenin! (2003) *****

OtrDocumentación extrema (5) | De sesión continuaa de las más famosas de mi lista. La vi casi por casualidad un par de meses antes de empezar a trabajar en el proyecto de mi novela, así que tengo que admitir que le presté mucha menos atención de la que habría debido porque, obviamente, todavía no sabía que me convenía prestarle atención: la vi más que nada para practicar mi alemán, así que estaba más pendiente de las construcciones gramaticales que del sentido de la historia. Pese a ello la disfruté muchísimo: la banda sonora es también excepcional y por supuesto el guión es muy ocurrente (aunque creo que me perdí más de un chiste). Tengo que volver a verla y lo haré en cuanto tenga ocasión: estoy segura de que me gustará incluso más.

Lagerfeuer/Westen (2013) ****

Documentación extrema (5) | De sesión continuaEsta en español se llama Al otro lado del muro. Es muy interesante porque muestra una faceta del muro de Berlín que no suele explorarse: ¿qué pasaba con los que conseguían cruzar al Oeste? La película nos cuenta cómo era la vida de una mujer que emigró y vivió con su hijo durante un tiempo en un campo de refugiados: cómo las autoridades de la Alemania Occidental sospechaban que era una espía de los soviéticos y lo difícil que lo tuvo para adaptarse una vez fuera de su país.

Das Leben der Anderen (2006) *****

Documentación extrema (5) | De sesión continua

Traducida en español como La vida de los otros, tengo que decir que esta película es una de las que más me ha marcado de la lista. No solo por su banda sonora, que es excepcional, sino por el tema que trata, el del espionaje al que los habitantes de la RDA estaban sometidos por parte del gobierno. Una de las primeras escenas es un interrogatorio en el que no se utiliza ningún tipo de violencia (ni siquiera se alza la voz), pero cuyo diálogo estaba tan brillantemente escrito que supo hacerme empatizar totalmente con el personaje que estaba siendo interrogado. Además, uno de los puntos fuertes de la película es cómo nos humaniza a esos interrogadores y espías, sin suavizar en ningún momento la crudeza de su trabajo. Totalmente recomendable (aunque la dosis de drama de esta es bastante elevada).

Hay otras muchas películas ambientadas en la época pero que no me sirven para documentarme, porque no las he visto lo suficientemente fieles a la realidad o porque simplemente tratan temas que no tengo planeado incluir en mi historia. Como Cuando cae la nieve (2016)  o El caso Fritz Bauer (2016). Y también hay otras que de momento no he podido ver, pero que tengo apuntadas para hacerlo en cuanto tenga la oportunidad: por ejemplo, Irgendwo en Berlin (1946), Jenseits der Mauer (2009), Striche ziehen (2014)  o Bornholmer Straße (2014).

Dime, ¿has visto alguna de estas pelis? ¿TODAS? ¿Qué te han parecido? ¿Tú ves películas para documentarte? ¡Cuéntamelo todo en los comentarios! Hasta la semana que viene.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Elena Álvarez Rodríguez

Siguiendo un camino de baldosas amarillas (salpicado de cuentos y polvo de hada) vine a parar a Internet: doblé la esquina de una página y ya no supe salir. Escribo dramas de todos los colores y viajo en el tiempo en mis ratos libres: si te gustan los vikingos, puedes leer mi novela «Cuando la luna brille», publicada por la editorial Tandaia.

Mis artículos - Web

Sígueme en:
TwitterFacebookPinterestGoogle Plus

COMENTARIOS

Deja un comentario