#ThrowbackThursday: Magical Doremi

Ha pasado tanto tiempo desde que vi por primera vez esta serie que todo lo que quedó grabado en mi mente, de apenas cuatro o cinco años de edad, se ha desvanecido, estoy completamente seguro de que a quienes siguieron la serie conmigo, mis amigos de la infancia, les agradará enormemente traer a la memoria una pizca de lo que éramos por aquel entonces. Sin más, ¡invoquemos al Carrusel Mágico!

Fuente: https://i.ytimg.com/vi/jpHjdXyxTLI/hqdefault.jpg
Fuente: https://i.ytimg.com/vi/jpHjdXyxTLI/hqdefault.jpg

Sinopsis

Doremi era una niña normal hasta que un día vio a una bruja hacer magia y, como consecuencia, ésta se transformó en una “rana-bruja”. Doremi es la única que puede devolverla a su forma original así que se hace aprendiz de bruja. Hazuki y Aiko, unas compañeras suyas de la escuela, la descubren y se convierten también en aprendices. A medida que avanza la trama se van uniendo más chicas al grupo.

La serie fue producida por Toei Animation, un estudio cuya fama ha calado en la actualidad debido a su trabajo en animes bastante extensos (véase One Piece), y transmitida en Japón entre febrero de 1999 y enero de 2003. En España fue emitida en multitud de canales autonómicos, por lo que existen diferentes versiones en el idioma dentro de un mismo país; en mi caso fue la versión en castellano del antiguo Canal 2 Andalucía.

No recuerdo a qué hora exacta ponían la serie, pero sí que recuerdo haberla seguido hasta ver el capítulo final, un día perdido entre los que comprendían mis años de preescolar y como mucho, el primer y segundo año que pasé en primaria. Y es después de quince años cuando, el poco significado que podría tener recitar unas palabras mágicas sin sentido, cobra especial importancia, y más cuando se trata de la propia infancia.

La primera vez que volví a escuchar esta canción después de tanto tiempo, noté cómo se me agarraba la nostalgia al pecho, mezclando melancolía con algunas imágenes de los días que pasé junto a mis primeras amistades, que por suerte todavía perduran, y en general sensaciones de toda esa época, por desgracia cada vez más borrosa, que fue mi niñez.

Imagino la cantidad de veces que habría repetido aquello de Pirika pirilala o estar esperando con ansias a que el Carrusel Mágico surtiera efecto, pues se trataba de un conjuro más poderoso que de costumbre, y siempre que se usaba significaba que las Mahou Shoujo se enfrentaban a una situación difícil que requería la colaboración de todas ellas.

Fuente: https://i.ytimg.com/vi/aYGLuNO5S0I/hqdefault.jpg
Fuente: https://i.ytimg.com/vi/aYGLuNO5S0I/hqdefault.jpg

Entre dichos recuerdos figuran también los que me transmite el ending, ligados a las tardes de lluvia que me quedaba en casa sin poder salir a jugar, y algo más arraigados en mi yo de hace relativamente poco, por lo que expresa la letra de la canción, la cual desgraciadamente no he encontrado en castellano.

Quizás si hubiese vuelto a verla podría haber dado muchos más detalles acerca de este anime, sin embargo las circunstancias no me lo permiten. Lo que sí quedará como seguro es que aquí se encuentra una de las muchas puertas que dan a mi pasado, esperando volver a ser abiertas en algún momento.

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Vicente Buitrago Serrano

Vicente Buitrago Serrano

Estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Córdoba, a pesar de ser un matemático frustrado; aquí estoy para dar salida a algunas de mis aficiones. Te invito a echar un vistazo por mis redes sociales. Quizás sea una biografía pequeña, pero no me faltan ganas de hacerla crecer.

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario