Agents of SHIELD, tercera temporada. Acción, carisma y riqueza argumental

Seguimos con otra de las grandes series de la actualidad, Agents of SHIELD (2013-actualidad). La apuesta de Marvel nació a raíz de Los Vengadores (2012) hace ya tres años. El éxito de la obra cinematográfica de Joss Whedon trajo consigo una nueva apuesta para la franquicia, aunque con importantes diferencias. Agents of SHIELD no cuenta con el escuadrón de superhéroes de la película, es básicamente una agencia secreta que intenta evitar que los sucesos vistos en la película vuelvan a suceder. Su lucha es contra los peligros que puedan ocasionar las organizaciones como HIDRA, gente con superpoderes o tecnología alienígena. La serie siempre ha tenido muy claros sus pilares, un argumento semi complejo, un buen nivel de acción y el entretenimiento. Esas características las ostentan una cantidad indecente de series, sobre todo las referentes a los universos de Marvel o DC. A pesar de ello la esencia de Agents of SHIELD es diferente a cualquier otra por una simple razón, la empatía que crean sus personajes. Las expectativas son disfrutar al máximo de la nueva temporada de una serie que acostumbra a brillar dentro del mundo del entretenimiento y volver a ver a sus magníficos personajes.

La sinopsis de la temporada viene marcada por los sucesos vistos en la anterior. La propagación de la niebla terrigenea por el mundo ha propiciado la aparición de nuevos inhumanos nerviosos y desorientados. Una nueva agencia del gobierno rivaliza con SHIELD para encontrarlos y evitar amenazas indeseables. Con esta nueva situación se empieza a maquinar lo que será la trama central de la temporada con la desaparición de Jemma Simmons en un mundo extraño después de ser arrastrada por un misterioso monolito. Explicar la sinopsis de una serie así suena realmente extraño para los que no la hayáis visto. Recomiendo verla para disfrutar de ella y básicamente para poder entender el artículo.

Giro hacia los inhumanos

Fuente: http://source.superherostuff.com/tv/agents-of-shield-season-3-episode-21-review/
Fuente: http://source.superherostuff.com/tv/agents-of-shield-season-3-episode-21-review/

Como ya vimos en la temporada anterior, los inhumanos son gente con poderes. Originalmente son humanos con una alteración genética en sus cuerpos, los cuales han entrado en contacto con la niebla terrigenea. Esa alteración es inofensiva si no se entra en contacto con la citada niebla, la cual sólo era causada por los cristales de terrigénesis creados por los kree, una raza alienígena. La dispersión de los componentes de esos cristales por el océano provoca la aparición incontrolada de seres con poderes. Ese camino hacia la gente con poderes es una evolución argumental de la serie tratada con muchísima pausa. No ha sido el eje central de sus anteriores temporadas, pero su desarrollo ha situado a la serie más cerca de X-Men que de lo que fue en sus orígenes. En la primera temporada la gente con poderes era muy poca y únicamente creados en laboratorios. En la segunda se descubren unos pocos cristales de terrigénesis y un clan de inhumanos alejado del resto de la humanidad. La tercera ya se centra en los inhumanos y los convierte en un potenciador de las escenas de acción, de la sensación de entretenimiento y del propio argumento.

Ese giro definitivo hacía la gente con poderes podríamos decir que es el eje central de la temporada, si no fuera por el portento de villano que se presenta en esta ocasión centrado en el personaje de Grant Ward, interpretado por Brett Dalton. El personaje de Grant Ward empezó como un miembro del equipo de SHIELD, pasó por HIDRA y terminó convertido en un verdadero asesino autónomo. El desarrollo de Ward en la serie es realmente envidiable. Un personaje con un talento innato para las operaciones de campo y el cuerpo a cuerpo, con una gran autonomía que le hace unirse al que mejor le conviene a sus intereses. Un fantástico personaje encarnado por un trabajo realmente bueno de Brett Dalton, sin él Grant Ward no tendría sentido.

Con HIDRA descabezada, Ward intenta refundarla por sí solo para conseguir su poder. En su aventura se topa con uno de los líderes de la agencia criminal, el cual le cuenta la verdadera razón de la existencia de la organización. Traer de nuevo al más poderoso de los inhumanos, el cual era capaz de convencer y atemorizar al resto para dominar la Tierra. Los monolitos oscuros que anteriormente se habían tragado a Jemma resultan ser portales hacia el planeta donde está encerrado el poderoso inhumano y la vuelta sana y salva de la agente de SHIELD abre la puerta a su regreso. Ese impresionante relato da cuerpo a la trama central de la temporada, la llegada del peor y el más poderoso de los inhumanos.

La fantástica y temible conversión de Ward

Fuente: http://es.agentsofshield.wikia.com/wiki/Hive
Fuente: http://es.agentsofshield.wikia.com/wiki/Hive

La última expedición hacia el desértico planeta donde el malísimo está encerrado reúne a Leo Fitz, compañero de Jemma, a Grant Ward y un escuadrón de HIDRA y de refilón al agente Coulson, director de SHIELD. La expedición termina con la muerte de Grant Ward a manos de un vengativo Coulson y el regreso de este y Fitz a la Tierra. Trama aparentemente acabada que resulta ser el inicio de lo que realmente tiene la serie pensado para el espectador. El temible inhumano no es más que un parásito que invade el cuerpo sin vida de Grant Ward y regresa a la Tierra junto al resto sin que estos se percaten. La valentía de desprenderse de un personaje principal siempre es de agradecer y en un primer momento la resurrección de Ward o como mínimo de su cuerpo se intuye, como mínimo, forzada. A pesar de ello ya tenemos los bandos, de una lado el inhumano más poderoso con intenciones y poderes por descubrir y del otro un SHIELD que desconoce su mera existencia en la Tierra.

A partir de entonces la serie hace un magnífico trabajo de presentación del nuevo villano. El denominado Colmena a lo largo de los siguientes episodios muestra sus temibles poderes y su aparente invulnerabilidad. Es capaz de crear microorganismos que consumen la carne instantáneamente de los humanos e influye totalmente a los inhumanos con una sensación cercana a la droga. Inhumanos con una falsa sensación de felicidad siguen a Colmena convencidos de sus planes y los humanos que se entrometen o le molestan son consumidos en segundos. La creación de un súper villano es algo complejo y atrevido. Recordamos la mala creación de Apocalyse en X-Men: Apocalipse (2016) o la cantidad de veces en la pequeña y gran pantalla que no ha sabido evolucionarse o resolverse con cierta coherencia el futuro del súper villano de turno. SHIELD no encuentra una debilidad extraña en Colmena ni tampoco este tiene ninguna laguna en sus planes que le haga vulnerable. En SHIELD buscan entender contra quién se están enfrentando y realizan sus diferentes escaramuzas para entorpecer a Colmena en sus planes o incluso para intentar acabar con él en enfrentamientos llenos de precaución y peligro. Por su parte, Colmena, con su posado serio, carismático y poderoso, busca su pequeño grupo de inhumanos para ayudarlo y va preparando su plan maestro para acabar con la humanidad, plan que se va descubriendo poco a poco. Lo que empieza siendo una alegoría del poder absoluto del inhumano evoluciona para mostrar sus retorcidos planes. Una evolución y un trato impecable para dar al espectador la sensación que la serie pretende, presentarnos y desarrollar un temible enemigo.

Esa continuidad argumental en los 22 episodios que nuevamente conforman la temporada vuelve a ser envidiable. La desaparición de Jemma, la misteriosa agencia del gobierno para la contención de amenazas, HIDRA, un Coulson más vengativo de lo normal y Ward, todo ello sirve directa o indirectamente para dar cuerpo a la nueva y temible amenaza. La cohesión de la temporada es otra de sus grandes virtudes.

Daisy, una de las joyas más queridas de la televisión

Fuente: http://www.themarysue.com/agents-of-shield-season-3/
Fuente: http://www.themarysue.com/agents-of-shield-season-3/

A pesar de todo ello, lo que hace a Agents of SHIELD una serie especial es la empatía del grupo con el espectador. El equipo de Coulson crea una afinidad con el espectador inaudita en la pequeña pantalla, con Skye o Daisy como su gran piedra angular. La empatía que crea Skye con el espectador a lo largo de toda la serie es abismal, una sensación sólo comparable a la de Lexa en Los 100 (2014-actualidad) a pesar de ser personajes muy diferentes. Será por el brutal trabajo interpretativo y expresivo de Chloe Bennet o por el fantástico trabajo argumental que gira a su alrededor, pero Skye o Daisy es la verdadera protagonista de la serie. Su conversión en inhumana y el poder de persuasión obligada de Colmena conjuran un cóctel mortífero que la serie no duda en usar en la recta final de la temporada. Ver a una Daisy influenciada por Colmena se convierte en una de las escenas más impactantes de la serie, hasta que su recuperación supera con creces esa imagen gracias a un trabajo genial del argumento y un perfecto uso de la expresividad por parte de Chloe Bennet.

Esta temporada nos ha dejado también la preciosa despedida de Bobbi Morse y Hunter, interpretados por Adrianne Palicki y Nick Blood respectivamente. Ambos personajes iniciaron su andadura en la serie como secundarios, aunque llegaron a formar parte de la gran familia de SHIELD a finales de la temporada pasada. La oportunidad de un nuevo spin off protagonizado por ambos precipitó su abandono, un spin off que terminó en nada. La perfecta armonía de los personajes con el espectador es algo que la serie sabe nuevamente utilizar. En esta ocasión apuesta por una despedida más emotiva que traumática. Ambos no mueren, diremos que se retiran por el bien común en la despedida de los espías, otra fantástica escena made in SHIELD.

Otro personaje que salta de los recurrentes a los principales es Lincoln Campbell, interpretado por Luke Mitchell. Pilar en la comunidad inhumana durante la segunda temporada, no duda en unirse a SHIELD para ayudar a su amiga y compañera Skye. Juntos inician un bonito tándem amoroso con sus más y sus menos. Lincoln se une a la familia como uno más y complementa a Daisy en la que ha sido su mejor temporada. El interés amoroso permite exprimir gran parte de su expresividad y eso engrandece aún más la serie. Como inhumano ha mejorado el nivel de acción y el nivel de entretenimiento y como compañero de Skye ha mejorado, ha dado un plus de expresividad a la serie. Se mire por donde se mire, su aportación es acertada.

En resumen, la tercera temporada de Agents of SHIELD usa todas sus armas para volver a cautivar y entretener al espectador. Daisy se confirma como la piedra angular de una serie donde la proximidad de los personajes hacia el espectador marca la diferencia. Destacar el brillante trabajo en la creación de la trama central encarnada por Colmena. La presentación, el carisma y la evolución del temible villano lo consolidan como un modelo a seguir para la pequeña y la gran pantalla. Un argumento semi complejo y un fantástico nivel de entretenimiento y de acción en batalla gracias a la consolidación de los inhumanos terminan de dar cuerpo a nuevamente su mejor temporada.

Valoración de la temporada: 9/10

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Ramón Ruestes Faire

Ramón Ruestes Faire

Crítico de cine y series. Torres de Segre, Lleida, Catalunya, España

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario