La tarta de manzana de “En la carretera”

Si leísteis la entrada del postre literario de la semana pasada, recordaréis que os dije que pensaba traeros otra receta, pero perdí el papel donde la tenía anotada. Y también os dije que, en realidad, hoy también era un día muy adecuado para una receta tan buena. Pues bien, aquí la tenéis: tarta de manzana de On The Road, de Jack Kerouac.

¿Y por qué tarta de manzana? Bueno, porque básicamente es su principal alimento a lo largo de toda la novela. ¿No me creéis? ¡Tengo pruebas!

libro 1libro 2libro 3

¿Lo veis? Creo que en algún momento come tarta de cereza también, pero esa es otra historia que debe ser contada en otra ocasión.

(¿Alguien pilla la referencia?)

En fin, antes de pasar a la receta os comento un par de cosillas:

  • Como podéis ver en las fotos, en la novela Sal come tarta de manzana con helado. Lo más típico es que sea helado de vainilla. Yo no lo he incluido en la receta, pero si os apetece tener la experiencia On the Road al completo (?) no tenéis más que comprar una tarrina del helado que más os guste y añadirle una bola (¡o dos, si tenéis hambre!) a la tarta cuando la sirváis.
  • La masa de la tarta es bastante similar a la del pastel de merengue de limón; de hecho, son intercambiables, así que usad la que más os guste.
  • Os dejo también el enlace a una receta de masa quebrada sin gluten; es la más sencilla que he encontrado. No la he probado personalmente, pero espero que os venga bien. Si conocéis alguna otra, no dudéis en decírmelo en los comentarios.

Y ahora sí, la receta:

Ingredientes

Para la mesa

Ingredientes masa.jpg

  • 250 g de harina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 150 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 yema de huevo
  • Agua (opcional)

Para el relleno

Ingredientes relleno

  • 4-6 manzanas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita de canela
  • Azúcar (al gusto)

Preparación

Para la masa

1. En un bol ponemos la harina, la sal y el azúcar. Añadimos la mantequilla en trozos y amasamos con la mano.

2. Añadimos la yema de huevo y amasamos hasta que se integre. Si la masa está muy seca, añadiremos agua (una cucharada cada vez) y seguiremos amasando.

3. Cuando tengamos una masa homogénea, la envolvemos en film transparente y la dejamos en la nevera durante media hora.

4. Reservamos un trozo de masa para hacer la tapa de la tarta y estiramos el resto en círculo con un rodillo. Es más fácil si metemos un disco de masa entre dos láminas de papel de horno para evitar que se pegue a la mesa o al rodillo.

Masa extendida

5. Colocamos el círculo de masa en el molde y lo pinchamos con un tenedor para que no suba.

Masa molde

6. Horneamos durante unos 10 minutos a 180-200ºC. Cuando los bordes empiecen a volverse dorados, lo retiramos.

Para el relleno

1. Pelamos y cortamos las manzanas en dados o gajos no muy pequeños y los ponemos en una cazuela o sartén grande a fuego medio.

2. Añadimos el azúcar, la canela y la mantequilla y vamos removiendo hasta que se deshagan.

Relleno sartén

3. Cuando la manzana comience a estar blanda y brillante, escurrimos el caramelo que se habrá formado en la sartén/cazuela. ¡Ojo! No tiréis el líquido; reservadlo para luego.

4. Echamos el relleno de manzana sobre la base de masa.

Relleno molde

5. Estiramos la masa que habíamos reservado, la cortamos en tiras y las entrecruzamos por encima del relleno de la tarta formando una especie de rejilla.

Tapa

6. Barnizamos la rejilla con el caramelo que hemos guardado antes.

7. Horneamos a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que la masa se vuelva dorada.

8. ¡Y listo! Se puede acompañar de helado o comerse así tal cual. Calentita está para chuparse los dedos, ¡y lo cierto es que fría también!

Deja un comentario