Las galletas de chocolate de “El descubrimiento de las brujas”

¡Feliz Navidad a todos! Cuando estéis leyendo esto, yo estaré por fin de vacaciones. ¿No os encanta la magia de internet? Y de magia vengo a hablaros precisamente, porque el libro de hoy va de fantasía, magia, brujas y vampiros. En cuanto al postre literario, la magia es que desaparece a los cinco minutos de ponerlo en la mesa ¡y encima es súper fácil!

Hablemos primero del libro. El descubrimiento de las brujas, de Deborah Harkness, es un tocho de 800 páginas (como a mí me gusta) con una historia que me atrapó desde el principio. Es el principio de una trilogía, y si no me equivoco están preparando serie de televisión y otro libro, así que aunque (creo que) no es muy conocido por ahora, me imagino que pronto dará de qué hablar.

Sin meterme en la trama, que me encanta pero me llevaría mucho tiempo explicar, otra de las cosas que me encanta del libro es que cualquiera de las ambientaciones principales produce una sensación de hogar. Es de esos libros donde no solo te sumerges en la historia, sino en el lugar, y te dan ganas de poder visitar el apartamento de Oxford, el castillo en Francia o la casa encantada en Madison, Nueva York. Y es en esa casa, cerca del final del libro, donde se mencionan las galletas que os traigo hoy. Para no hacer spoiler, solo diré que se reúnen un montón de criaturas que no se llevan necesariamente bien, y las galletas son una forma excelente de mantenerlos a todos tranquilos. Incluso a los vampiros, que obviamente no las comen, se les hace la boca agua al olerlas.

Cuando Em entró, traía una bandeja cargada con vino, leche, boles con frutas del bosque y frutos secos, y un enorme plato de galletas.

―¡Por Dios, esas galletas despiertan en mí un profundo deseo de ser una criatura de sangre caliente! ―exclamó Marcus con un tono reverente, y cogió uno de los discos dorados rellenos de chocolate para llevárselo a la nariz (…).

Y es que ¿quién puede resistirse a unas buenas galletas con trocitos de chocolate?

Si todavía no os he convencido para probarlas, esperad a ver lo sencilla que es la receta. Me he basado en esta del blog Sally’s Baking Addiction. Así pues, ¡manos a la obra!

Ingredientes

Ingredientes

  • 170 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar moreno
  • 1 huevo L
  • 250 g de harina
  • 2 cucharaditas de maizena
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal
  • 250 g de pepitas de chocolate

 

Preparación

1. Con unas varillas, batimos la mantequilla con el azúcar y el huevo.

2. En otro bol mezclamos la harina, la maizena, la sal y el bicarbonato (si no tenéis, podéis usar levadura en polvo).

3. Mezclamos el contenido de ambos boles y removemos hasta que quede una masa homogénea.



en Twitter


en Facebook


en Google+

María García

María García

Intento encontrar mi camino entre un laberinto de estanterías armada con una pluma y un papel.

Mis artículos

Deja un comentario