Leyendas del motor: Riccardo Patrese

Sus mejores resultados en la Fórmula 1 los logró en la época dorada de Williams en los noventa, pero, además, Riccardo Gabriele Patrese se hizo notar en el Campeonato Mundial de Resistencia, donde compitió con Lancia y Martini y consiguió ocho victorias y el subcampeonato en 1982.

A los nueve años, el piloto italiano, nacido en 1954, ya hizo sus pinitos en los karts. En 1974, con 20 años, ganó el Campeonato Mundial de Karting y dos años después se pasó a la Fórmula 3, donde consiguió el título mundial. En 1976 compitió en la Fórmula 2 y un año después entró en el Gran Circo.

Durante su primera etapa en Fórmula 1, el piloto compitió en escuderías como ArrowsBennetonParmalat, pero aún no podría sentirse orgulloso de sus resultados. Aunque ya en 1987 fichó por Canon Williams Team, no sería hasta 1989 cuando, junto a Thierry Boutsen, permite al equipo quedar subcampeón en el mundial de constructores y él logra el tercer puesto en el de pilotos. Esto se repitió en 1991, con ambos pilotos de nuevo. En 1992, el italiano y Nigel Mansell, quien logró el mundial de pilotos aquel año, permitieron a la escudería ganar el de constructores. Patrese, por su parte, logró aquel año el subcampeonato. Su último año en la Fórmula 1 lo pasó en la escudería Camel Benneton Ford en 1993, donde acabó quinto.

Patrese se vio inmerso en cantidad de accidentes, tanto suyos como con otros pilotos. Es más, se podría decir que el italiano fue victima de cierta mala suerte. En 1983, cuando pilotaba para Parmalat, consiguió liderar el Gran Premio de Imola. Solo quedaban seis vueltas para acabar. Detrás de él tenía a un Patrick Tambay que no se esperaba que iba a ganar aquella carrera, después de que el italiano se saliera de una de las curvas y acabase empotrado contra un montón de neumáticos apilados.

En el lluvioso Gran Premio de Gran Bretaña de 1989, el Williams del italiano sufrió un trompo en una de las curvas que le llevó disparado, marcha atrás, hacia fuera de la pista. Precisamente en este año, no podemos olvidar el accidente que Ricciardo tuvo con Gerhard Berger y Ayrton Senna en el ya demolido Autódromo Internacional Nelson Piquet, en el barrio de Jacarepaguá. El brasileño salía primero en el gran premio de su país. Detrás de él iban el italiano y el belga y ambos hicieron un sándwich con Ayrton, a quien arrancaron el alerón delantero de su McLaren, mientras los otros dos quedaban fuera de combate. Aquella carrera la ganó Nigel Mansell y Senna solo pudo conseguir el undécimo puesto.

Más impactante fue el accidente que tuvo en el Gran Premio de Portugal de 1992. que se disputó en el Autodromo do Estoril: Ricciardo intentaba adelantar al McLaren de Gerhard Berger y se aproximó demasiado al monoplaza del austriaco mientras éste se disponía a entrar en boxes. Esta baja y repentina velocidad hizo que el Williams de Ricciardo colisionase y diese una voltereta, que afortunadamente no tuvo consecuencias graves. Destaca que Berger quedase segundo.

Precisamente en Estoril, un año después, el italiano iba quinto en las últimas vueltas cuando, en su intento por adelantar a Derek Warwick, se pasó de frenada, lo que hizo que colisionara con el inglés y que los monoplazas de ambos abandonasen.

Riccardo Patrese fue, por bastante tiempo, el tercer piloto con más grandes premios disputados (257), por detrás de Rubens Barrichello (326) y de Michael Schumacher (308). Sin embargo, ahora es el quinto piloto en disputar más carreras, a quien han superado Kimi Raikkonen (que es tercero, con 306 carreras) y Fernando Alonso (que es cuarto, con 272 carreras).

Síguenos en @RADMotor y toda la información deportiva en @RADDeportes@RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Rubén Pareja Ramírez

Rubén Pareja Ramírez

Estudiante de 2º Grado de Periodismo en la Universidad de Málaga. Aficionado a la Fórmula 1.

Mis artículos

Sígueme en:
Twitter

Deja un comentario