Circuitos míticos: Can Padró

A las afueras de Sant Vicenç de Castellet, cerca de Manresa, en la provincia de Barcelona y rodeado de las espectaculares montañas catalanas de Montserrat, encontramos un gran complejo de 700.000 metros cuadrados de superficie que nos ofrece gran variedad de oportunidades de practicar en diferentes ámbitos, como gestión de emergencias y extinción de incendios, seguridad marítima, seguridad privada y pública y un repertorio de cursos de conducción tales como conducción segura, conducción deportiva, conducción eficiente, de 4×4, anti-vuelco de cisternas de mercancías peligrosas, de vehículos de gran tonelaje y conducción de vehículos de emergencia o policial. Esto es Can Padró.

Este espacio está formado por un restaurante-masía, un campo de fuego para prácticas de bomberos en el que se reproducen 32 casos reales, para ello cuenta varios escenarios como un edificio de tres plantas, vagones de tren, una reproducción de una empresa petroleoquímica o la reproducción de un barco. También tiene un embalse de 4000 metros cuadrados para hacer entrenamientos de seguridad marítima con botes salvavidas, zodiacs y un barco de 70 metros de eslora. Cuenta con una gran armería y una galería de tiro para ofrecer prácticas de seguridad privada, en las que se reproducen secuestros o persecuciones en vehículos gracias a tener el circuito de conducción, que es la guinda del pastel y que del que vamos a hablar ahora.

mapacanpadro
Mapa de Can Padró. Fuente: www.canpadro.com

Este circuito de conducción de 2200 metros está compuesto por una zona de frenada, una zona de slalom, zona deslizante, un circuito indoor 4×4 y 12 kilómetros de pistas forestales a su alrededor, aparte de tener un sistema de riego artificial en varias zonas para simular diferentes casos de adherencia o lluvia. El circuito se caracteriza por una recta principal de 300 metros y 12 curvas, 6 a derechas y 6 a izquierdas, la pista de frenada de 50 metros y una zona deslizante de 500 metros ideal para prácticas de corrección y el control de derrapes. Por ser un circuito tan técnico, podemos decir que se ha convertido en el epicentro de los entrenamientos del drift catalán. Son muchas tandas al año las que se organizan por diferentes grupos en este circuito especiales para el derrape. Tanto pilotos profesionales como aficionados escogen este escenario para entrenar o simplemente divertirse quemando ruedas y sacando humo.

Recientemente Can Padró ha acogido la competición internacional King Of Europe juntamente celebrada con la penúltima ronda del campeonato nacional OSD (Open Slalom Drift) y la competición exclusivamente para chicas Queen Of Europe, en la que la piloto catalana Alicia Rodríguez con su BMW e34 con motor V8 de m5 quedó en primera posición compitiendo contra la irlandesa Danielle Murphy conduciendo un alquilado Nissan S14 con motor 2jz del piloto Marc Baila, ya que traer su coche desde Irlanda salía muy caro.

14322338_1120629791354851_3056683172740727949_n
Premio QoE Can Padró, Danielle (Izq.) y Alicia (Der.). Fuente: www.facebook.com/AliciaDrift

Actualmente se están haciendo algunas mejoras, como obtener unas mejores escapatorias o instalar un módulo de urinarios por el momento, gracias a las aportaciones de los socios de la Asociación Catalana de Drift y el dinero recaudado en los diferentes eventos celebrados, para obtener así un circuito tan seguro como a la vez divertido tanto para los conductores en pista como para los espectadores y en el que queda comprobado que los pilotos disfrutan llevando el coche de lado en este bello paraje natural.

Síguenos en @RADMotor y toda la información deportiva en @RADDeportes y @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Natalia Miranda Quesada

Natalia Miranda Quesada

Apasionada del motor. Estudiante de ingeniería electrónica y en proceso de ser Drift Girl.

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario