IZombie, segunda temporada. La serie desangra su frescura paulatinamente

AXN España nos brindó las dos largas temporadas de IZombie (2015-actualidad) de un tirón. Hace unos meses analizamos su primera temporada con IZombie, primera temporada. Frescura zombi veraniega. Destaqué en aquella ocasión su frescura, la cual estaba capitaneada por una polifacética Rose McIver en el papel de Liv Moore. Una trama central interesante y desglosada de forma paulatina a través de capítulos episódicos daban cuerpo a una primera temporada realmente refrescante. La curiosidad en esta ocasión desembocó en una buena y novedosa serie.

Esta segunda etapa deja de lado en cierta forma la trama principal vista hasta el momento encarnada por Blaine, interpretado por David Anders, para dar paso a los entresijos de la empresa Max Rager, una corporación de bebidas energéticas dirigida por Vaugh Du Clark, interpretado por Steven Weber. Unas bebidas energéticas que otorgan mayor fuerza y resistencia, las cuales se presentaron ya en la temporada anterior, un sótano con investigaciones ligadas al mundo zombie y el chantaje hacía Major centran toda la temporada.

La lucha entre la frescura y el entretenimiento, fuente de dudas

Fuente: http://www.tv.com/shows/izombie/community/post/izombie-season-2-episode-15-he-blinded-me-with-science-review-145869242298/

La serie alarga su duración y, a pesar de modificar su trama principal, mantiene prácticamente idéntica su estructura, hecho que marca sin ninguna duda su valoración. La trama principal se vuelve más entretenida pero menos interesante, la cual avanza nuevamente de forma dosificada a lo largo y ancho de capítulos episódicos. Lo que se ensalzaba como puntos clave en la frescura de la serie ahora se convierten en puñales hacia ella. La ampliación a diecinueve episodios en vez de los trece de la etapa anterior también se convierten en un hándicap a superar.

Cité la trama principal en esta ocasión como más entretenida que interesante. Hay que destacar que Blaine como villano le daba un carisma y un interés a la serie realmente bueno. El contrabando de cerebros en la clandestinidad, la conversión para ampliar su mercado y los selectos e importantes clientes que ostentaba generaban una trama interesante y agrandaban la serie en su conjunto. Con Max Rager se incorporan los zombis puros a la ecuación y se le da mayor protagonismo a Major, personaje que mejora con creces las expectativas. La trama de Max Rager no se adapta de la forma esperada al ritmo de la serie, creando una sensación de pesadez o incluso de trama cansina. No todas las tramas son capaces de adecuarse a un ritmo lento de desarrollo y Max Rager no lo consigue. La conclusión de su trama parece estar preparada para su conclusión mucho antes de que esta se muestre, contribuyendo de forma indispensable a la pérdida de frescura de la serie. Esa sensación de alargamiento de una trama principal ya preparada para su conclusión es algo que no es nuevo. Una serie del calibre de The Blacklist (2013-actualidad) ha pecado de ello en alguna ocasión en sus últimas temporadas.

Caso contrario sucede con la trama secundaria de la cura, protagonizada en gran parte por Rahul Kohli, interpretado por Ravi Chakrabarti. La fluidez con la estructura global es realmente buena. Ella es la única que mantiene cierto ápice de frescura e interés en la temporada.

Recuperar el interés será determinante dentro de una competencia atroz

Fuente: http://www.tv.com/shows/izombie/community/post/izombie-season-2-premiere-episode-1-grumpy-old-live-review-144415836284/

A pesar de la mayor exigencia interpretativa de Robert Buckley en el papel de Major, sobre todo con sus pinitos con las drogas, el reparto tampoco ayuda a combatir el desgaste. Él en gran parte es el encargado de dar mayor entretenimiento a la serie, característica que le sienta bien y ayuda a combatir en cierta forma su pesadez, lucha que igual hubiera conseguido ganar con una temporada más corta. Liv Moore no se reinventa como personaje. La serie normaliza los cambios de personalidad de Liz, perdiendo así parte de su esencia. Sin eso y con una trama central peor fluida, la serie pasa sorprendentemente de ser fresca a ser ligeramente casposa, incluso pesada o insulsa en alguno de sus momentos.

Todas estas sensaciones se resumen en gran parte en la season finale. Comenté en Twitter que su final de temporada había sido una pasada, sin que ello quisiera alabar su calidad, frase que lo resume muy bien. Todo el entretenimiento mal contenido a lo largo toda la temporada se desata en este tramo, cuajando un capitulo realmente entretenido y sorprendentemente lleno de acción, pero sin generar más interés o calidad de la previsto. Extraña sensación la generada en las escenas finales. Es chocante que estas escenas puedan recordar a una serie a las antípodas de la presente. La similitud con True Blood (2008-2015) y concretamente con las primeras escenas del Fangtasia de Eric Northman es tremendamente singular y deja entrever una tercera temporada sin ninguna duda entretenida y como mínimo con la esperanza de poder generar el interés perdido en esta etapa.

En resumen, la segunda temporada de IZombie nos deja una sensación muy distinta a la de su etapa anterior. Con una estructura idéntica a la de la primera temporada, la mala fluidez de la trama principal con ella y la pérdida de esencia de Liv Moore, esta segunda etapa desangra frescura. La pérdida de esta característica esencial para la serie se combate con una mayor apuesta por el entretenimiento, en detrimento del interés. Major se alza como pilar en este aspecto y Ravi defiende el interés residual latente en la trama secundaria que capitanea. La season finale intuye que el giro de la serie se va a consolidar. Personalmente me genera muchas dudas que IZombie pueda llegar a competir en ese terreno.

Valoración de la temporada: 7/10

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Ramón Ruestes Faire

Ramón Ruestes Faire

Crítico de cine y series. Torres de Segre, Lleida, Catalunya, España

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario