Resident Evil: Capítulo Final. Resident Evil terminó hace mucho

Hay que reconocer que Resident Evil: Capítulo Final (2017) es una de aquellas películas de obligado visionado. En 2002 Paul W.S. Anderson iniciaba con una fascinante película una de esas sagas cinematográficas que marcan una época. Resident Evil (2002) se alzó como una obra indispensable en la ciencia ficción de los últimos años y situó a Alice y a Milla Jovovich como uno de los mejores personajes y actrices de la ciencia ficción. A pesar de que Resident Evil es una de las mejores obras de ciencia ficción de los últimos 15 años, su saga en general es una de las peores desarrolladas. Olvidar las virtudes de la obra original parece ser uno de los vicios más extendidos y a la vez más incomprensibles del cine actual.

Resident Evil (2002) no es una mujer de acción matando zombis y/o abominaciones, es mucho más. La ambientación, el slasher, el argumento, la oscuridad, el miedo, todo esto forma parte del éxito de la primera obra de la franquicia. Resident Evil: Apocalipsis (2004) empieza a mostrar síntomas de desgaste, al igual que Resident Evil: Extinción (2007), pero ambos films consiguen entretener y mantener en cierta forma el espíritu más o menos lógico de la obra original. Con Resident Evil. Ultratumba (2010), la obra empieza un descalabro de dimensiones bíblicas. Guiños casi dolorosos a sus inicios y, sobre todo, un desconcierto argumental nunca visto. Con un sentido del entretenimiento dispar, la saga en este punto se convierte en abominaciones con mayor y menor acierto y Alice luchando contra ellas. El sentido es un elemento que parece ser prescindible y eso hace un daño mortífero a la saga. A pesar de todo lo expuesto y remitiendo al inicio del artículo, Resident Evil es un hito de la ciencia ficción de los últimos años y ver la conclusión de la saga se hace indispensable para cualquier fan del género. Las aspiraciones en esta ocasión son pobres, para qué engañarnos. El promocionado regreso a Raccoon City presupone un final de saga en el mismo punto geográfico donde comenzó e inicia el riesgo de la herejía argumental. Sabiendo que venimos de la peor película de la saga, aunque sinceramente más entretenida que otras, las esperanzas son pocas, pero existen. Voy a desgranar parte de la estructura de la obra y algún elemento argumental, por lo cual recomiendo haberla visto antes de seguir leyendo. Sin más preámbulos vamos a por el análisis de Resident Evil: Capítulo Final.

El desconcierto en su máximo esplendor

Fuente: http://manapop.com/film/resident-evil-the-final-chapter-2017-review/

Ahora es cuando hablaría del momento en el que quedan los hechos en la obra anterior para situar la que hoy analizamos, pero ya en este punto empieza el bochorno. El final de Resident Evil: La venganza (2012) y el inicio de Resident Evil: Capítulo Final no tiene nada que ver. Todo lo que presupone el film anterior se olvida por completo para iniciar la presente, hasta el punto de llegar a preguntarme si realmente me había perdido una película de por medio. Un cambio de idea entre películas que no hace más que reafirmar la falta de importancia que tiene la lógica argumental. El film se inicia entonces tras los sucesos de la obra fantasma que se ha sacado el director del bolsillo, donde los hechos incitan a nuestra valiente protagonista a volver a Raccoon City. Esos primeros minutos antes de emprender el camino a su origen geográfico se basan en un sentido del entretenimiento tremendamente ineficaz. El citado error de abominación por abominación empieza a coger forma. Por suerte, es la única vez que veremos algo similar.

El viaje hacía la ciudad natal del Virus T mejora a nivel de entretenimiento, incluso las escaramuzas al llegar a destino recuerdan más al estilo original que al posterior. A Alice le sienta mejor luchar contra humanos o zombis que contra engendros, hecho que se hace patente en este punto. Además, en este momento nos encontramos con dos actores reseñables. En primer lugar se reincorpora Claire Redfield interpretada por la estadounidense Ali Larter. Tanto al personaje como a la actriz la vimos en Extinción y Ultratumba, la tercera y la cuarta entrega de la franquicia. Un acierto como siempre poder disfrutar de otro personaje femenino fresco y valiente además de nuestra querida Alice. En segundo lugar destacar la incorporación de Ruby Rose, uno de los nuevos rostros más conocidos en el mundo de la moda que últimamente empieza su periplo por televisión y la gran pantalla. Su papel como Abigail, tremendamente secundario, destaca por encima del resto por su solidez y carisma.

Nostalgia estéril

Fuente: http://www.neoteo.com/resident-evil-the-final-chapter-ultima-vuelta-la-saga-alice

Llegó el momento de regresar al punto de partida y ahí es donde se empieza a notar que estamos ante el final de la saga. La obra intenta jugar con la nostalgia y los guiños constantes a la obra original, pero son tremendamente ineficaces, con alguna excepción. Ver de nuevo a los perros infectados rodeando la Colmena es un acierto. La propia instalación no recuerda a la instalación original y esa fase se convierte en un constante de guiños a medio gas. El marcador del tiempo se convierte en un guiño estéril y la sala de láseres es algo ya recordado en etapas anteriores, por ejemplo. Nada de tensión, ni atmósfera, ni infectados, ni tan siquiera muertes interesantes. Los guiños son demasiado superficiales y las instalaciones muestran alguna que otra parte recurrente, pero otras completamente nuevas. A nivel de nostalgia, la obra se queda muy lejos de lo esperado.

Los villanos de todas las entregas a nivel global y de cada una de ellas a nivel particular son otra muestra del desconcierto de la saga. En esta ocasión se recupera de la nada el personaje del Doctor Alexander Isaacs, interpretado por Iain Glen. Dejando de lado su abominable infección y posterior muerte en una entrega pasada, su personaje se muestra en esta ocasión diferente, no solo en referencia a etapas anteriores, sino diferente en la propia película. Del científico loco y subordinado en el pasado, en esta ocasión parece ser un pilar fundamental de Umbrella, así como mostrar unas habilidades que nadie explica porque las tiene y un interés bíblico que tampoco es conexo con su propio personaje. Es como coger elementos de la saga, tanto a nivel de personajes como argumento y modificarlos a placer a la conveniencia del momento.

Una escueta línea argumental basta para cuajar un buen final

Desgranada a grandes rasgos, sí hay novedades interesantes en esta entrega. Partiendo de la premisa del desconcierto argumental entre entregas (y dentro de ellas) y el indescriptible desgaste de la saga, Resident Evil: Capítulo Final incorpora elementos notables. Ya en sus primeros minutos, la obra muestra algún que otro flashback sobre los orígenes del Virus T, otorgando importancia argumental por primera vez en mucho tiempo, dando no solo consistencia a la presente entrega, sino intentando dársela a la saga en general. Ese exiguo elemento consigue cuajar por sí solo una conclusión argumental muy superior a lo esperado, dejando patente el nivel argumental mostrado por la saga hasta el momento. Si algo positivo nos trae esta entrega es la incorporación del elemento argumental y saber cuajar un final global.

Punto aparte se merece Milla Jovovich. Alice se ha convertido en un hito de las películas de acción y ciencia ficción. Sobrellevando el caos, en todos los sentidos, que la rodea, su personaje no se ha inmutado en ningún momento, convirtiéndose en un estandarte de acción, valentía y supervivencia. A nivel histórico compararla con Ellen Ripley sería una locura, pero en los tiempos que corren se ha convertido en una de las mejores heroínas de los últimos veinte años. En muchas ocasiones el éxito de una actriz al interpretar a un personaje se basa en pensar si el espectador es capaz de imaginar a otra actriz en su lugar. Alice tal y como la conocemos no sería concebible sin Milla Jovovich. Se echará mucho de menos a Milla Jovovich en el papel de Alice y está bien así.

Fuente: http://es.ign.com/resident-evil-el-capitulo-final/102702/news/resident-evil-the-final-chapter-llegara-en-enero

En resumen, Resident Evil: Capítulo Final sigue con su abominable bochorno argumental y eligiendo los elementos de la saga que más convengan en cada momento, sin importar si recaen en un sinsentido. Menos entretenida que su antecesora y mucho menos nostálgica de lo esperado, con una sorprendente y a la vez escueta línea argumental, la obra cuaja un final muy superior a lo esperado. Alice y Milla Jovovich evitan que pueda suspender la película. Hasta siempre Alice.

Valoración de la obra: 6/10

Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Ramón Ruestes Faire

Ramón Ruestes Faire

Crítico de cine y series. Torres de Segre, Lleida, Catalunya, España

Mis artículos

Sígueme en:
TwitterFacebook

Deja un comentario