Garganta Profunda y el Made in Japan 2015 live experience tour

Este año, los aficionados al rock y a Deep Purple hemos estado de enhorabuena. Durante estos meses ha tenido lugar la gira Made in Japan 2015 live experience tour, que ha llevado a cabo el grupo malagueño Garganta Profunda por distintas ciudades de Andalucía y Murcia. El grupo, nacido en 1987, realiza varios conciertos para rendir tributo a esta legendaria banda británica nacida a finales de los 60.

Made in Japan (1972) es considerado uno de los mejores álbumes en directo de la historia del rock. Era un disco digno de homenajear, como lo ha hecho el quinteto formado por Perfecto Ariola (guitarra y voz), Paco Padilla (bajos), Antonio Aguilar (batería), Manuel Moles (órgano) y Pablo Cordón (voz).

Tras actuar entre enero y mayo en AlmeríaMurciaCórdoba Sevilla, el grupo continuaba su gira en Málaga el 5 de junio en la Cochera Cabaret, un popular local de variedades de la localidad. Días antes, las paredes de las facultades de la Universidad de Málaga y las calles de la ciudad se llenaron de carteles en los que figuraba la portada de color dorado de aquel mítico disco. Y llegó la esperada noche, algo digno de recordar.

madeinjapan

Es evidente que la mayoría de los fans de Deep Purple son mayores de cincuenta años. En el lugar donde actuaron podíamos encontrar muchos de ellos, aunque también matrimonios que traían a sus niños pequeños, o parejas jóvenes dispuestas a pasar una noche romántica; también chavales adolescentes, entre los que se encontraba un servidor, junto a su padre, al que le gusta este grupo.

“¡Muy buenas noches! ¡Somos Garganta Profunda! ¡Y esto es Highway Star!”. Así comenzó la primera canción, que desató la emoción en la sala. En dos horas, el grupo interpretó los temas más conocidos del álbum, como Black night, LazyChild in time, o el mítico Smoke on the water. Cordón interpretaba la voz de Ian Gillan, mientras Aguilar tocaba la batería al estilo de Ian Paice y Moles le daba al órgano como lo hacía el difunto Jon Lord. También hubo oportunidad para dos temas que no venían incluidos en el disco: el mítico Burn y Might just take your life. Cordón imitaría, entonces, al gran David Coverdale, mientras que Ariola fue, a la vez,  la guitarra de Ritchie Blackmore y la voz de Glenn Hughes. Paco Padilla se encargó de imitar el bajo de Roger Glover, primero, y el de Hughes, después.

Pasadas esas dos horas, tras una actuación con toques de humor, luces y humo, los artistas dejaban por fin a un público que nunca quería que se marcharan. Pablo Alborán dominaría aquel viernes en el Auditorio Municipal, con más de 8.000 personas, frente a los escasos cien que fuimos a la Cochera Cabaret. Pero lo que pudimos ver allí fue un auténtico espectáculo.

La última cita de la gira está prevista para el 17 de julio, en la Sala Louie Louie de Estepona. Es una experiencia totalmente recomendable para los fanáticos del rock que vivan en este lugar, ya que no les decepcionará en absoluto. Difícil sería no disfrutar una actuación en vivo en homenaje a este álbum, que el año pasado se volvió a lanzar al mercado en varias ediciones especiales con motivo de su 40º aniversario.

 Síguenos en @RADCultura y toda la información en @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

Rubén Pareja Ramírez

Rubén Pareja Ramírez

Estudiante de 2º Grado de Periodismo en la Universidad de Málaga. Aficionado a la Fórmula 1.

Mis artículos

Sígueme en:
Twitter

Deja un comentario