Leyendas del motor: Keke Rosberg

Keke fue un gran piloto de F1, hizo grandes proezas en el mundo del motor, es uno de los pocos pilotos que ganó un campeonato del mundo solo con una victoria, además de estar en grandes equipos como Williams y McLaren. A pesar de esto, no es considerado uno de los grandes pilotos de este deporte. Eso sí, no todos pueden decir que tienen un mundial de F1, ni que han corrido al lado de leyendas del motor.

Su nombre real es Keijo Erik Rosberg, pero él mismo se puso el apodo de Keke, ya que pensaba que su lengua, el finlandés, era un idioma complicado y difícil de entender, y al ponerse ese apodo simple y fácil de pronunciar sería más sencillo darse a conocer. Este mismo consejo le dio a su protegido Jirky Jarvilehto en los años 90 una vez retirado de correr. Paso a llamarse Jarvi Letho y luego se le conoció como J.J. Letho.

keke rosberg

Nació en Estocolmo, un 6 de diciembre de 1948, aun así, él se consideró finlandés. Contó con la compresión de unos padres apasionados al motor, sobre todo al mundo del rally. Así que el joven Keke cambió el mundo de los rallys de sus padres por el asfalto puro. Keke acertó en esa decisión, fue campeón de Finlandia cinco veces y en 1973 fue campeón de Europa. A  partir de esos años, dio un espectacular salto a la artillería pesada, a los monoplazas, comenzando en la Formula Vee, para pasar a la Formula 2. También cruzó el charco para participar en la Formula Atlantic.

Esta experiencia le fue recompensada en el año 78 cuando alcanzó la etapa reina del motor, la F1, en el equipo Theodore, un equipo humilde. Desde 1979 a 1981 formó parte de otras escuderias, Wolf, ATS y Fittipaldi, cogiendo experiencia y habilidad para reafirmarse como un rival a batir.

De esta etapa no podemos olvidar que Keke pasó a ser un hombre el cual no se mordía la lengua, supo domar a los patrocinadores y sus comentarios lo demuestran. El mismo decía “las carreras son la mantequilla, pero el pan está fuera de los circuitos” o “Mira, cada adhesivo es una casa”. Había comprendido de que iba este deporte perfectamente y se convirtió en un piloto mediático, excéntrico. Como el mismo se definió: “soy un presumido bastardo y lo sé…”.

Hay varias anécdotas con respecto a este piloto. Una de ellas es que casi no vuelve a la pista después de haber sufrido un incendio en su coche y quemarse el bigote dijo textualmente: “Me he quemado el bigote, ahí no vuelvo”. Otra de ellas es la canción que hizo Siniestro total, un grupo de música español sobre Keke: “Yo soy Keke Rosberg, soy el rayo finlandés, ponme gasolina, cámbiame las ruedas, revísame el turbo, aféitame con Williams, aféitame con Williams, eres un mecánico fatal…”.

Su año fue el 1982. Nunca lo hubiéramos pensado pero, de repente, pasó. No creo que estuviera en las quinielas a principio de año como posible ganador del mundo, pero nos enseñó que con esfuerzo se puede conseguir. Tras el abandono de Alan Jones de la escudería Williams, el gran sir Frank Williams optó por darle una oportunidad en su escudería. A pesar de que al equipo no veía con buenos ojos a Keke, ni su propio compañero, Carlos Reutemann. Eso le pasó factura a Reutemann quedando por detrás del finlandés en la primera carrera de 1982.

Las escuderías como Ferrari, Brabham-BMW o Renault poseían motores turbo en sus monoplazas, superando en potencia a los motores Williams-Ford. Pero el 1982 fue un año cargado de incidentes. El mundo del motor perdió al gran Giles Villeneuve en Bélgica y su compañero Didier Pironi sufrió un gran accidente en Alemania, por tanto la equipo italiano Ferrari se quedó sin pilotos. El Brabham de Nelson Piquet no era lo que se esperaba. Y los Renault de Prost y Arnoux eran grandes coches, si no les pasaba algún problema técnico, cosa que pasaba muy a menudo.

f1 keke

Este cúmulo de fatalidades de los otros equipos hizo que otros equipos pudieran optar a conseguir grandes logros, como pasó con Williams y con Keke. Quedó segundo en Long Beach, Austria y Bélgica y tercero el Alemania y en Holanda. Todos estos logros hicieron que el finlandés fuera considerado como un rival para ganar el mundial, pero necesitaba ganar una carrera para así colocarse líder del mundial. Otra vez en este año, una casualidad más como que el líder del mundial en ese momento, Pironi, sufriera un accidente que hizo que le dejará el camino libre a Keke Rosberg no desaprovechando su oportunidad de ganar el Gran Premio de Suiza. Esta victoria fue la única que tuvo durante todo el año consiguiendo algo hasta entonces imposible, que con solo una victoria durante una temporada lograra ser campeón del mundo. Fue el primer finlandés que consiguió un mundial de F1.

A pesar de las aspiraciones del bigote más conocido de la parrilla y de su equipo nunca se volvería a repetir ese resultado de la temporada del 82. Sólo ganó en Mónaco durante la temporada de 1983, ya que los equipos con el motor turbo habían solucionado sus problemas. Y durante los años siguientes poco más ocurrió. Se introdujo el motor Honda para recuperar lo perdido, pero no sirvió. Keke obtuvo victorias en Dallas y en Detroit en 1984 y 1985 respectivamente. Aun así su compañero, Nigel Mansell, era más rápido que el finlandés, y cuando se quedó sin equipo el brasileño Piquet, Fran Williams lo trajo a la escudería, dejando a Keke fuera de la escudería inglesa dándole a Williams en su despedida su última victoria en Australia en el año 1985.

En el 1986 se fue a la escudería McLaren tras la retirada de Niki Lauda y pasó a ser compañero del francés Alain Prost pero el finlandés ya notaba que el coche y él no congeniaban, y tan solo logró un segundo puesto en Mónaco durante este año. Así fue cómo, a la edad de 38 años, Keke Rodsberg se retiró de la F1. No abandonó el mundo del motor. Corrió en Sport Prototipos de Peugeot, casi obteniendo la victoria en las 24 Horas de Le Mans. Además fue animador de DTM alemán.

En 1995 colgó los guantes de conductor definitivamente y en la actualidad se ocupa de su propio equipo, el Team Rosberg, el  cual tuvo distintos éxitos en Fórmulas menores y Turismos. También se ocupa de apoyar a su hijo, Nico Rosberg, piloto actual del equipo Mercedes. Qué mejor que un campeón del mundo en tu propia familia y tan directo para darte consejos. Así es la vida de Keke Rosberg, el bigote más aclamado del motor.

padre e hijo

Síguenos en @RADMotor y toda la información deportiva en @RADDeportes y @RAD_Spain.



en Twitter


en Facebook


en Google+

COMENTARIOS

Deja un comentario