Pobreza y democracia

Pobreza y democracia

Nadie pretende que desde el ámbito de lo teórico se gobierne per se la cosa pública. Tal principio “platónico” (aquel del gobierno ideal de los más sabios) en verdad fue una respuesta a la muerte de Sócrates (obligado a beber cicuta por propiciar, tal vez, la primera revolución de la mente, como caracteriza Robert Palmer a los textos filosóficos disruptivos) quedando como herencia maldita para el círculo intelectual que, en verdad, desde hace un tiempo…

Leer más